Carlota Corredera está un poco triste, aunque sonríe

Carlota Corredera y la violación que arruinó su vida: 'Ojalá le metan en la cárcel'

Carlota Corredera está sufriendo mucho por un escándalo que marcará su futuro

Carlota Corredera tomó una decisión que marcó para siempre su vida: dejar de dirigir Sálvame Deluxe para convertirse en presentadora de Sálvame Diario. Desde ese momento se convirtió en uno de los rostros más populares de Telecinco, pero ha pagado un precio demasiado alto por el éxito.

Carlota Corredera tiene a sus espaldas una legión de detractores que está dispuesta a hacer cualquier cosa por arruinar su reinado mediático. La comunicadora esconde grandes secretos que no quiere compartir con el público, aunque cada vez le resulta más complicado proteger su vida íntima.

Corredera está casada con Carlos de la Maza, uno de los cámaras de La Fábrica de la Tele, productora que está detrás de programas como Sálvame o Socialité. Los enemigos de la gallega acusan a este señor de haber participado en un escándalo sin precedentes. Estamos hablando de la supuesta violación que sufrió Carlota Prado, concursante de Gran Hermano.

Foto de la pareja
Carlos de la Maza y Carlota Corredera no están en un buen momento | GTRES

Carlota Prado denunció que había sido violada por uno de sus compañeros del concurso y puso el asunto en manos de los tribunales. Actualmente hay que tener mucha precaución al hablar sobre este tema, pues el juez todavía no ha dictado sentencia. Sin embargo, hay mucha gente que está convencida de que Prado sufrió una agresión sexual y exige que la justicia acelere el proceso.

Carlos de la Maza se ha visto envuelto en esta polémica, pues le acusan de haber grabado la presunta violación. Corredera, su mujer, no se ha pronunciado al respecto, pero es imposible que el cámara tenga algo que ver. No trabaja para la productora que se encarga de Gran Hermano, así que él no pudo ser testigo del dramático suceso.

Carlota Corredera se rompe: “Ojalá le metan en la cárcel”

Carlota nunca ha contado con el apoyo de los espectadores de Telecinco, pues consideran que es una comunicadora demasiado seria. Supuestamente tiene mala relación con algunos de sus compañeros porque está obsesionada con imponer su criterio. Después de presentar el documental Contar la verdad para seguir viva estos rumores no han hecho más que aumentar.

Los detractores de la gallega aseguran que está dispuesta a hacer cualquier cosa para crear espectáculo, de ahí que haya alzado la voz del feminismo. Piensan que si realmente estuviera al lado de las mujeres habría condenado la presunta violación de Carlota Prado. Sin embargo, en ningún momento ha hablado sobre el tema y ha cumplido con las órdenes de sus responsables: vetar el escándalo.

Rocío Carrasco, protagonista de Contar la verdad para seguir viva, ha conseguido que la presentadora se convierta en el rostro más problemático de Telecinco. Algunos exigen que abandone la televisión y otros que rinda cuentas en los tribunales. Parte del público está convencido de que Carlos de la Maza tuvo algo que ver en el drama de Carlota Prado.

“Ojalá le metan en la cárcel”, escribe un usuario de Twitter haciendo referencia a Carlos. Aseguran que Corredera debería haber protegido a la supuesta víctima, pues eso es lo que está haciendo con Rocío Carrasco. Le acusan de ser “clasista” y de defender a las mujeres según el poder mediático que tengan.

Carlota Corredera, al descubierto: “Feminista selectiva”

Carlos de la Maza, cámara de Telecinco y marido de Carlota, no tuvo nada que ver en la presunta violación que se produjo en GH. Los rumores no son ciertos, pero están haciendo mucho daño a Corredera. La presentadora de Sálvameestá en el punto de mira porque le acusan de ser “una feminista selectiva”.

Las redes sociales piensan que debería dar publicidad al escándalo de Prado para que ninguna mujer vuelva a sufrir nada parecido. Sin embargo, lo único que está haciendo es silenciar el tema para proteger a Carlos, con quien tiene una hija llamada Alba. Piensa que si no se pronuncia al respecto la gente terminará olvidando el revuelo, pero realmente está cometiendo un gran error.

EL VÍDEO DEL DÍA