Irene Rosales en el plató de Telecinco con el micrófono cerca de la boca

'Irene Rosales no es la tonta que todos piensan y tiene una estrategia trazada'

La mujer de Kiko Rivera tendría un motivo para seguir al lado del Dj pese a sus engaños

Muchos se han preguntado el motivo por el que Irene Rosales ha aguantado sin rechistar tantos desplantes de  Kiko Rivera, y la respuesta podría estar más cerca de lo que nos pensamos.

El pasado fin de semana saltaba la bomba de que la boda que la pareja celebraba en 2016 no había sido más que un paripé. Una artimaña orquestada por el Dj para que Irene dejase de insistir con la necesidad de formalizar su relación.

Ella, víctima del cuento una vez más, descubría años después y por casualidad que no estaba casada. Fue tras el nacimiento de su segunda hija cuando le comunicaban desde el Registro la terrible noticia: Kiko la había engañado vilmente.

Foto de la pareja
Kiko Rivera habría engañado a Irene Rosales el día de su boda | GTRES

Algo que habría dado pie a una fuerte crisis en la pareja. Y es que no era hasta 2019, poco antes de su paso por GH Dúo, cuando se convertían por fin en marido y mujer ante la ley.

 

Esto ha generado un gran revuelo, y nuevamente todos los dedos apuntan al hijo de Isabel Pantoja. Pero, ¿es tan inocente Irene como pretende aparentar? 

En opinión de Gustavo González, ella no es más que una cómplice del clan Pantoja. Así, su esperada intervención en Viva la vida para aclarar la situación no habría hecho más que acrecentar las sospechas en su contra.

El matrimonio de Kiko e Irene sigue en el punto de mira

Rosales ha intentado defender su verdad, pero pocos la han creído. Según ella, todo se debió a un fallo de logísitica a la hora de tramitar los papeles.

 

"Nos íbamos a casar el mismo día de la boda pero se nos extraviaron unos papeles. Entonces como yo ya tenía todo organizado dije, no pasa nada".

Por lo visto, la pareja fue dejándolo pasar y se encontró con numerosos contratiempos que les impidieron arreglar de una vez por todas el asunto. Nada menos que tres años fue lo que tardaron en formalizar su relación.

"En ese momento mi padre ya estaba muy malito y todas las semanas teníamos que ir al hospital", explicaba Irene acerca de los motivos que habrían acaparado su tiempo casi por completo.

Aunque, en opinión de Gustavo, "era de esperar que su amada esposa, la supuesta engañada, diese la cara por Kiko Rivera". Mientras tanto, él ha desaparecido por completo de la escena pública y no se ha pronunciado para nada.

"El hijo de  Paquirri  se esconde y permite que Irene salte a un ruedo para el que ni está preparada ni tiene los trastos suficientes para lidiar con la verdad", acusa al Dj.

Irene Rosales sería cómplice de Kiko Rivera en su engaño

Sin embargo, el colaborador de Sálvame apunta a que "Irene no es la tonta del bote que todos piensan".

Y "tras descubrir el engaño, fue cómplice". "Una falacia de la que familiares, amigos y, sobre todo, la revista que pagó la falsa exclusiva, podrían pedir explicaciones y los consecuentes perjuicios", señala.

De esa forma, y con el respaldo a la farsa, "Irene se convierte en verdugo". "Contestó en el programa a sabiendas de que la simpatía que desprende y, al parecer, se ganó entre sus compañeros, no la iban a cuestionar, como así fue".

La versión de la mujer de Kiko Rivera no encaja, ya que a pesar de que contó que "los papeles se habían extraviado, hubiera bastado con pedir una copia". 

De hecho, desde La Razón matizan que "una vez que se inicia el expediente para tramitar un enlace matrimonial, la documentación está digitalizada".

Irene Rosales con sus brackets a la vista y mirando para un lado
Irene ha salido a dar la cara por su marido una vez más | Gtres

"Los contrayentes no tienen más que recoger el libro de familia, una vez que se ha registrado la firma realizada".

Y todo parece indicar que este no es más que uno de varios escándalos que verán la luz en breve. Gustavo González advierte que "uno de ellos es la razón que esconde Irene para digerir tanta ofensa y engaño".

Por lo visto, un examigo de Kiko estaría más que dispuesto a hablar, sacado a relucir todos sus trapos sucios.

Foto de madre e hijo
Kiko Rivera e Isabel Pantoja siguen enfrentados | Mediaset

"Tiene las claves de los movimientos y gestiones que ha realizado Kiko Rivera para proteger su patrimonio".

Así, Gustavo insiste en que para el hijo de Isabel Pantoja "todo vale mientras que lo que suelte por esa boca venga acompañado de un talón con muchos ceros".

"Descubrió hace tiempo que podía rentabilizar su apellido en el mundo del corazón y entro en él como elefante en cacharrería".

Mientras que, por su parte, "Irene tiene una estrategia trazada".  Y tal y como ella dijo en su última intervención televisiva: "No tiene un pelo de tonta".

EL VÍDEO DEL DÍA:

EL VÍDEO DEL DÍA