Diego Arrabal

Diego Arrabal, roto de dolor, anuncia que podría ir a la cárcel y pide ayuda

Diego Arrabal ha roto su silencio en 'Viva la Vida' tras perder contra Mariló Montero

Diego Arrabal, paparazzi experto en corazón, está abatido porque ha perdido un juicio que marcará el futuro de su carrera profesional.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

En 2015 realizó unas fotografías de la presentadora Mariló Montero y ahora tiene que pagar una indemnización de 340.000 euros. El colaborador se ha sentado en el programa Viva la Vida, espacio en el que colabora, para dar explicaciones.

Diego Arrabal está decepcionado con parte de sus compañeros, aunque algunos se han puesto en contacto con él para darle ánimo. El periodista quiere dejar claro que jamás ha actuado con intención de hacer daño a nadie, simplemente se ha limitado a hacer su trabajo. Mariló, la afectada, piensa que las fotografías que le hizo Diego eran “humillantes” y garantizan que sufrió mucho por el tema.

La presentadora y periodista Mariló Montero
Mariló Montero ha ganado a Diego Arrabal | GTRES

“Cuando te pasan estas cosas, después de tantos años trabajando, te quedas sin palabras y te quedas sin fuerzas. Parece que estás haciendo algo ilegal y es un vacío, pero quiero dar las gracias a la gente que se ha puesto en contacto conmigo. Soy consciente de que mi trabajo no le gusta a todo el mundo, pero hasta el martes pasado creía que realizaba un trabajo legal”, declara Arrabal en Viva la Vida.

El colaborador se enfrenta a “seis años de prisión y otros seis años de inhabilitación” y los espectadores de Telecinco están escandalizados. “Son cifras desproporcionadas porque hay que fijarse en el beneficio obtenido por los periodistas”, declara un experto en Telecinco. Según su opinión, Mariló debería haber denunciado a la publicación y no a los autores de las imágenes.

Diego ha sido sincero: “Tanto dirección como producción sabía que yo hoy no quería venir porque me había pedido descanso. Pero me he visto obligado a dar la cara porque yo también tengo familia y tengo hijos. Con esta sentencia está claro que podemos cerrar todas las revistas del corazón porque es un misil”.

Diego Arrabal ataca a Mariló Montero

Diego está molesto porque considera que Mariló está siendo injusta, pues ha mentido para convertirse en víctima de una situación que no existe. “He tenido que escuchar a Mariló decir que se vio obligada a ir a la justicia, pero no está diciendo la verdad. Nosotros no somos asesinos y no somos violadores, no hemos hecho nada porque ha quedado claro que no hay playas privadas en Bora Bora”,

Arrabal y su socio Gustavo González supuestamente están detrás de unas fotografías que se realizaron de Mariló Montero en Bora Bora. La presentadora asegura que este atrevimiento atenta contra su intimidad porque sucedió en un entorno privado. Sin embargo, el paparazzi garantiza que esto no es verdad y que las fotografías se realizaron en un lugar público.

El colaborador de Viva la Vida está desesperado e indignado porque durante los últimos días todo el mundo está hablando de su profesionalidad. Quiere recordar que él también tiene familia y que su entorno sufre al ver ciertas informaciones. Asegura que recurrirá la sentencia y que hará todo lo posible para hacer justicia y demostrar que tanto él como Gustavo son inocentes.

Diego Arrabal está preocupado por su futuro

Diego asume los hechos, pero no está de acuerdo con la decisión judicial y se ha puesto en manos de expertos para evitar lo peor. “Si hay que ir a la cárcel se va, pero es una verdadera vergüenza que pase esto”, comenta enfadado en Viva la Vida.

“Esto no es una sentencia, es condenar a una familia porque yo tengo que venir todos los fines de semana a trabajar. Yo tengo un hijo y tengo gastos, como todo el mundo, así que esto no tiene sentido. Nosotros no tenemos ese dinero, es una verdadera barbaridad”, desliza el paparazzi.

“Tenía muchas cosas que decir, pero el tiempo es oro. Así que digo que creo que en la justicia, pero en la justicia con mayúsculas”, concluye bastante molesto.