Kiko Hernández, con gafas y con el rostro serio

'Es espantosa': El mal gusto de Kiko Hernández avergüenza hasta a sus hijas

Kiko Hernández demuestra que no tiene gusto con las mujeres

Kiko Hernández lograba sacar de sus casillas a Chelo García Cortés al inicio de Sálvame. Todo comenzó minutos antes de comenzar el programa durante la reunión previa. Según desvelaron, la colaboradora arremetió contra todos a raíz de un monumental cabreo.

Al parecer hubo "insultos gordos" contra compañeros y directores llegando a calificar de "gili*" a Marta López. Chelo entró en cólera y decidió contar qué había pasado exactamente y la razón de su enfado. "Yo sé el motivo del enfado, y la verdad es que lo comparto", salió en su defensa Matamoros.

 

Todo fue por culpa de Kiko Hernández y un regalo que este le había hecho a su compañera. El colaborador todavía no había visto a la periodista disfrutar de él y se lo recriminó en directo. Se trataba de un detalle con el que deseaba resarcirse tras haberse metido con ella por su estilismo.

Kiko Hernández y su polémico regalo

Corría el mes de julio cuando Kiko, durante una de las tardes en Sálvame, criticó la ropa que llevaba Chelo. Un comentario desafortunado del que se arrepintió ese mismo día señalando sus problemas económicos como los culpables de que no pudiera comprarse ropa. Así que decidió pedirle perdón ofreciéndole un regalo.

Al terminar, Hernández acudió a unos grandes almacenes y le compró a su compañera una camisa. Una prenda de vestir que todavía no se la había visto puesta desde que se la regaló hace meses. "Me costó una pasta y le di el tique para que la cambiara si no le gustaba", explicó.

La periodista Chelo Garcia Cortes durante el programa de tv ' Supervivientes ' en Madrid. 11/07/2019
Chelo García Cortés enfada a Kiko por no ponerse la blusa que le regaló | GTRES

Pero la periodista no lo hizo asegurándole que le "encantaba". Sin embargo, todavía había lucido la blusa desde que se la regaló en julio.

Como consecuencia, el pasado jueves 25 de noviembre, el colaborador se mostró molesto por el desprecio de Chelo echándole en cara su actitud. Todos quisieron saber el por qué todavía no se la había puesto y la periodista se justificó.

Aseguró que "no he tenido el momento para ponérmela", pero ninguno de los allí presentes se creyó sus palabras. Fue Kiko Matamoros el que salió en su defensa confesando que la blusa "es horrorosa".

Sálvame ha recibido críticas por su trato al caso de Rocío Wanninkhof
Paz Padilla y el resto de colaboradores quisieron ver la camisa que le había regalado Kiko Hernández | Telecinco

Paz Padilla y el resto de colaboradores quisieron ver la camisa que le había regalado Kiko y le pidieron a Chelo que la enseñara. Esta ofreció su móvil y todos llegaron a la conclusión de que, efectivamente, era demasiado fea.

Kiko Hernández orgulloso de su gusto por la moda

El programa decidió que Chelo fuera al hotel donde se hospeda para que por fin se pusiera la camisa que le había regalado Kiko. Un coche de producción la esperaba a la salida y, junto a Omar Suárez, se dirigió a su habitación.

Mientras, Kiko Hernández sonreía orgulloso de que todos vieran el regalo que la había hecho: "Ya veréis qué bonita", decía. Chelo no tuvo ningún reparo en mostrar su habitación, donde se aloja desde hace años cuando debe acudir a Sálvame.

Momento del programa Sálvame con Kiko Hernández y Chelo García Cortés
Chelo García Cortés muestra la blusa que le regaló Kiko Hernández | Telecinco

Una vez dentro, abrió el armario y sacó de su interior la controvertida blusa. "Ahí está, ahí está", exclamaba Kiko, "pero que bonita es", reiteraba.

Segundos después, la periodista accedía a ponerse en directo la prenda mostrando al público y sus compañeros cómo le quedaba. De tonos rosas con flores y franjas verticales, Chelo enseñó el regalo de Kiko y recibía los aplausos de los colaboradores y el público.

Con esa misma prenda accedió a acudir al plató haciendo que Hernández le dedicara una ovación. Sin embargo, a Paz Padilla no le acabó de gustar y no dudó en gritar "¡qué cosa más fea!".

Lejos de molestarse, Kiko siguió defendiendo que la blusa era "preciosa" a pesar de las críticas de sus compañeros por su mal gusto.

EL VÍDEO DEL DÍA

EL VÍDEO DEL DÍA