Kiko Rivera y su prima Anabel Pantoja en un montaje

Giro en el caso Cantora: Kiko no quiere saber nada de Anabel por otra cosa

El distanciamiento entre ambos primos es cada vez mayor

La relación entre Kiko Rivera y su prima Anabel Pantoja está cada vez más debilitada. Tras el reciente fallecimiento de la abuela de ambos, Doña Ana, los primos han roto el contacto de manera radical por un cúmulo de episodios que han salido a la luz. 

En un primer momento, parecía que el enfado se había producido a raíz de la celebración de la boda de Anabel con Omar Sánchez.

Tan solo unas horas después de despedir a la matriarca del clan Pantoja en Cantora, la tertuliana de Sálvame decidía seguir adelante con su enlace matrimonial en La Graciosa.

Lo hacía con la ausencia destacada de Kiko, que junto a su mujer Irene Rosales prefirió no asistir tal evento tras el fallecimiento de su abuela.

Pese a que la colaboradora aseguraba tener el beneplácito de su primo y su tía, desde entonces su comunicación con el dj se ha roto de forma inesperada.

"Incluso él me pidió perdón por no asistir a mi boda, pero yo le dije que no tenía que pedírmelo porque era un tema muy justificado. Ni siquiera me han escrito para decirme lo guapa que iba, por ejemplo. No me han dicho nada ni me han escrito nada. Entonces, ¿qué hago? Ya no puedo hacer nada más", explicaba la sobrina de Isabel Pantoja en el Deluxe.

La recién casada no recibió felicitación alguna por parte de su primo, pero sí un regalo de boda envenenado. Y es que tras la ceremonia de boda, Kiko tomó la decisión de dejar de seguir a su prima en redes sociales.

Sin embargo, en las últimas horas, se ha podido saber que el enfado del dj va más allá de la celebración de la polémica boda.

El problema más bien habría surgido a raíz del papel que ha jugado Anabel  en la guerra abierta que ha mantenido Isabel Pantoja con su hijo.

El motivo real de la ruptura de Kiko Rivera con su prima Anabel Pantoja

Hace unos días, Matamoros aprovechaba para revelar el supuesto motivo del enfado del dj con la tertuliana de Telecinco.

Según su versión de los hechos, el hijo de Paquirri se siente cruelmente traicionado por su prima debido al papel de intermediaria que esta habría ejercido entre él e Isabel Pantoja.

Madre e hijo llevaban casi un año sin hablarse debido a su enfrentamiento por la herencia de Paquirri, pero se volvieron a ver en Cantora tras el fallecimiento de Doña Ana. Un reencuentro que se produjo a pesar de que Anabel le dijo a su primo que "allí no era bien recibido".

Tal y como revelaron los colaboradores de Viva la vida, esta información proporcionada por Anabel habría sido completamente falsa. Raquel Bollo habría convencido al dj para que fuese y este acabó descubriendo que su madre estaba deseando verle. 

De esta forma, la colaboradora de Sálvame ha sido acusada de interceder negativamente en la relación entre madre e hijo.

Aseguran que la sevillana tiene miedo a pasar a un segundo plano y ha hecho todo lo posible para evitar que se produjera una reconciliación entre su tía y su primo. Una teoría que ahora se ha confirmado tras la última exclusiva de la periodista Beatriz Cortázar.

Kiko Rivera descubre otra mentira de Anabel: giro en el caso Cantora

Esta misma semana, la tertuliana de El Programa de Ana Rosaechaba más leña al fuego al revelar cuál sería el verdadero motivo del distanciamiento de Kiko con su prima. Un episodio que también ha salido a la luz tras el último reencuentro del dj con su madre en Cantora.

Según ha contado la colaboradora, la conversación entre madre e hijo ha servido para destapar otra gran traición de Anabel a su primo.

En los últimos meses, el dj ha atravesado una delicada situación de salud debido a unos problemas con su banda gástrica. Tanto así que tuvo que pasar por quirófano varias veces, pidiéndole a su prima que informase a la tonadillera de su evolución médica.

Sin embargo, la hija de Bernardo Pantoja habría preferido callarse la información para evitar un posible acercamiento entre madre e hijo.

"Cuando ellos se reencuentran en Cantora, él le dice por qué no se ha puesto en contacto con él sabiendo lo mal que había estado. Ella le dice que no tenía ni idea de eso, que nadie le había comunicado nada", relataba Beatriz Cortázar centrando todas las miradas en Anabel.