Montaje de fotos de primer plano de Belén Esteban y su marido, Miguel Marcos

Los hermanos de Miguel Marcos le avisan sobre el embarazo de Belén Esteban

Belén Esteban tiene buena relación con la familia de su marido Miguel Marcos

Miguel Marcos, el marido de Belén Esteban, se ha convertido en una persona bastante popular dentro del mundo del espectáculo. Se dedica a conducir ambulancias y jamás ha hablado con ningún periodista de forma pública, pero sí ha coqueteado con la prensa del corazón. Siempre que la princesa del pueblo tiene un evento él le hace compañía y en más de una ocasión ha posado para los medios.

Miguel Marcos ha preferido llevar una trayectoria discreta, pero su mujer le sitúa continuamente en el centro de todas las miradas. La colaboradora de Sálvame habla de él con frecuencia, a pesar de que en los últimos tiempos está siendo más prudente. Es posible que el conductor de ambulancias le haya dado un toque de atención, pues él no se siente cómo siendo famoso.

Miguel Marcos por las calles de Madrid en 2015
Miguel Marcos es una persona bastante perseguida | GTRES

Miguel se ha convertido en objeto de muchas investigaciones periodísticas, aunque lo cierto es que tiene pocos secretos que esconder. Según informa el portal Esdiario, el marido de Belén pertenece a una familia humilde y tiene muy buena relación con sus hermanos. Estos recibieron con los brazos abiertos a la ex de Jesulín de Ubrique y jamás juzgaron su pasado televisivo.

Belén Esteban lleva un tiempo intentando quedarse embarazada, al menos eso es lo que ella misma ha contado en el plató de Sálvame. Sin embargo, ha decidido no hablar más del tema porque siente que exponer una cuestión tan íntima es contraproducente. No sería de extrañar que los hermanos de Miguel, sus cuñados, le avisaran de la ligereza verbal de la tertuliana.

Miguel Marcos es bastante discreto y no quiere llamar la atención de la prensa, por eso no quiere que su mujer hable de ciertos temas. Es posible que su familia o sus hermanos, que siguen la trayectoria de Esteban, le den un toque siempre que la tertuliana pasa el límite. Una de las personas que estaría encantada con el embarazo de Belén sería Andrea Janeiro, hijastra del sanitario.

Miguel Marcos y su especial relación con Andrea

Belén Esteban ha atravesado momentos muy complicados y siempre ha tenido el apoyo de su marido Miguel. Sin embargo, hubo una época en la que el conductor de ambulancias le traicionó siéndole infiel con otra mujer. Kiko Hernández, colaborador de Sálvame, dio la noticia y avisó de que había unas fotografías que le iban a partir el corazón a Belén.

Andrea Janeiro ha pensado que lo mejor era olvidar el pasado, motivo por el que no le guarda rencor a su padrastro. Sabe que es el gran apoyo de su madre Belén, quien decidió perdonar la infidelidad y continuar con su idílica historia de amor. La pareja pasó por el altar y actualmente está luchando por traer un niño al mundo, aunque es una tarea bastante complicada.

La ex de Jesulín no consiente que nadie hable de su marido, pero realmente es ella la que le sitúa en el foco mediático. Desde que comunicó que quería quedarse embarazada la prensa sigue todos los pasos del conductor de ambulancias. Según ha salido publicado, la familia política de Esteban no se siente cómoda estando en boca de todos continuamente.

Belén Esteban todavía no ha cumplido su gran sueño

Belén se quedó sin aliento cuando descubrió, gracias a una exclusiva de la revista ¡Hola!, que María José Campanario está embarazada. Recordemos que ambas son enemigas íntimas, así que la noticia de Campanario podría no haberle sentado bien a la colaboradora. Ella también ha intentado traer un niño al mundo, pero no lo ha conseguido.

Primer plano de Belén Esteban llorando
Belén Esteban | Telecinco

La tertuliana de Sálvame tiene una relación estupenda con su familia política, sobre todo con sus cuñados, y jamás ha tenido problemas con ellos. Pero es cierto que hablar continuamente de sus planes de futuro está creando malestar. Esteban exige respeto, aunque ella es la primera en abrir ciertas puertas que después le resultan bastante incómodas.