Irene Rosales de perfil en 'Viva la vida'

Irene Rosales no se va del todo de 'Viva la vida': el motivo de su regreso

Irene Rosales desmiente que el motivo de su marcha haya sido una crisis con Kiko Rivera

Irene Rosales anunció hace unos días su marcha de la televisión. Lo hizo sin aclarar el verdadero motivo que le empujaba a tomar esta decisión.

En un primer momento se escudó en razones personales. Sin embargo los colaboradores de Telecinco lo han desmentido en reiteradas ocasiones.

En su día se sinceró con Emma García en Viva la vida, el programa en el que colaboraba. "Subir a trabajar se me hace un mundo, el tiempo en casa con las niñas es agobiante, el poco tiempo con mi marido", añadía.

Después de analizar la situación que estaba viviendo, entendía que lo mejor era "frenar para estar bien con todos y conmigo misma". 

Las justificaciones de Irene Rosales no fueron creídas por todo el mundo. Detrás de ese mensaje tan enigmático se escondía algo más. Esa postura contribuyo a que se dispararan los rumores de crisis entre ella y Kiko Rivera.

También se puso sobre la mesa otros motivos como su posible participación en un reality a partir de septiembre. De ahí que optara por dejar el espacio de Telecinco para tomarse un descanso y reponer energías con vistas al proyecto.

Irene Rosales desmiente en Viva la vida una crisis con Kiko Rivera

En Viva la vida se han puesto en contacto con ella para conocer más a fondo su versión. Atendía a sus compañeros por teléfonos y quiso zanjar cualquier tipo de problema con el hijo de Isabel Pantoja

"Kiko y yo estamos muy bien, no nos vamos a separar", aseguraba. Quiso aclarar que la relación marcha estupendamente y todo lo que se habla de ellos son "tonterías".

También quiso salir al paso sobre los rumores que le sitúan en un reality los próximos meses. Su respuesta fue tajante: "Ni de coña".

Después de apartarse de Viva la vida, Irene Rosales aprovecha para estar más tiempo con sus hijas. Sobre todos los fines de semana, que era cuando el programa le robaba más tiempo. Los continuos viajes le estaban apartando de su familia.

Para sobrellevar mejor el calor que afecta a la capital hispalense, Irene y su familia se trasladaron a una casa vacacional. Cuenta con piscina y todo tipo de lujos. Este fin de semana intentará aprovechar al máximo la compañía de sus seres queridos. 

Ahora que se queda sin los ingresos de la televisión, lo más probable es que la esposa de Kiko Rivera rentabilice más las redes sociales. En Instagram cuenta con más de 600 000 seguidores, creando una comunidad enorme a su alrededor.

Algunos compañeros de Telecinco han asegurado que podría ganar hasta 2000 euros por cada post. Sin lugar a dudas, se trata de una cantidad muy elevada que está dispuesta a aprovechar.

Irene Rosales busca recuperarse de una mala época

El último año ha sido muy duro para Irene Rosales. Ha visto como en primer lugar perdía a su padre, víctima de una larga enfermedad, y a los pocos meses a su madre.

A todo ello se le une los continuos problemas que arrastra Kiko Rivera con su madre y con otros miembros de la familia Pantoja. Todo eso lo ha ido acumulando hasta que ha explotado. 

Tampoco se puede decir que su paso por el plató de Viva la vida le haya servido de mucho. Aunque cada vez iba teniendo más protagonismo, no se le veía cómoda hablando de su familia.

"He pasado por muchas situaciones, donde no he parado", reconoce. En primer lugar un "año de hospitales con mis padres con un resultado horrible y luego pasó el conflicto con Kiko".

En su momento dio sus explicaciones a la audiencia, ahora será el público el que debe creer o nos sus motivos.