Isabel Rábago en un plató de telecinco, primer plano

Isabel Rábago revive su peor pesadilla: 'Cuidado al salir a la calle'

La colaboradora vuelve a ser víctima de amenazas

Isabel Rábago ha vuelto a revivir su peor pesadilla, y es que una vez más debe hacer frente a amenazas vía redes sociales. Algo que la colaboradora de Viva la vida ha denunciado públicamente.

"Cuídate cada vez que salga de su casa señora. Te vas a cagar perra. La puñales te llaman jajajajajajaja, sé dónde vives guarra", podía leerse en los amenazantes mensajes que le han hecho llegar. 

"Cuídate mucho al salir de casa. Te va a doler, pero te va a gustar", continuaban los ataques. "Desde anoche estos mensajes…", denunciaba Rábago. 

Isabel Rábago en el plató de La Casa Fuerte
Isabel Rábago en el plató de La Casa Fuerte | TELECINCO

Y compartía diversos pantallazos de los mensajes, explicando que había decidido tomar medidas al respecto: "Ningún perfil es impune", les confesaba a sus seguidores.

"Sí, esto se denuncia ante la Guardia Civil. Nunca sabes quién se esconde detrás de esto. Te llevas muchas sorpresas", aseguraba al respecto.

"Pero en el juicio descubres quién está detrás de estos perfiles. No es el único que he denunciado. A los que fomentan con sus burlas, faltas de respeto, insultos y su aplauso a este tipo de acoso, gracias! Yo sí denuncio", advertía.

 

El infierno que vivió Isabel Rábago por culpa de un acosador

Hace tiempo la propia Isabel compartía el infierno que había vivido por culpa de un acosador, que  fue condenado a una multa diaria durante dos meses y a una indemnización de 300 euros por el perjuicio que había sufrido por las amenazas.

Un hombre al que tuvo que enfrentarse personalmente y que ya había estado en la cárcel por otros delitos, tal y como desvelaba ella misma. 

Isabel Rábago y su marido Carlos
Isabel Rábago y su marido Carlos | Instagram

"Este personaje estaba en prisión desde hace varios meses. Me puse ahí más nerviosa que si hubiera estado fuera. Si la gente supiera por lo que ha estado en prisión antes y por lo que está ahora, me entendería un poco más", aseguraba Rábago, que lo pasó realmente mal.

"Verle me puso nerviosa, le tuve que ver porque desde el centro penitenciario mandó una carta y dijo que quería salir para estar presente en la sala". 

"Se lo denegaron, pero a pesar de todo estuvo. Solicité que él no tuviera ninguna imagen de mí en la sala, quería que el juez me escuchara", sostenía la colaboradora.

"A raíz de estas amenazas cambia mi vida, tienes miedo", lamentaba. "Yo denuncié a una persona que creo que tenía que ser denunciada".

La que fuese concursante de Secret Story tiene muy claro que no se pueden permitir ciertos comportamientos y que la mejor decisión es ponerlo en manos de las autoridades.

"Le tuve que escuchar y no fue agradable. Él lo admitió todo desde el momento que fue detenido por la Guardia Civil". 

"Pero hay una frase que me revolvió que dijo que no me iba a hacer nada porque no sabía dónde vivía. Si lo hubiera sabido, ¿Qué hubiera pasado?", se preguntaba. 

"Hay que denunciar porque nunca sabes quién está detrás de las amenazas. No dejéis pasar absolutamente nada", recomendaba a sus followers en redes sociales.

"La justicia funciona, pero tienes que ir a la Guardia Civil y enfrentarte a un juicio penal que no es agradable".

Por suerte, Isabel Rábago ganó el juicio, lo que la dejaba mucho más tranquila. "Me dio muchísima alegría ganar. Yo lo único que quería era que el juez me escuchase y si yo no tenía razón que me lo dijera, pero que me lo dijera él".

Además, ella argumentaba que "nadie puede controlar nuestra vida. Lo que es delito en la calle es delito en las redes". 

Una pesadilla que comenzaba precisamente por desempeñar su trabajo en televisión. A través de las redes sociales, su acosador le dedicó amenazas como las siguientes:

"Te voy a machacar la cabeza", "Voy a ir a Mediaset y te vas a acordar de mí toda la puta vida" o "Voy a por ti, zorra".

EL VÍDEO DEL DÍA