Kiko Hernández en el plató de 'Rocío: Contar la verdad para seguir viva' el 28 de marzo del 2021

Kiko Hernández sufre un problema de salud en Sálvame: «No sé lo que voy a aguantar»

El colaborador se ha convertido en presentador en una de sus peores tardes

Kiko Hernández es uno de los colaboradores más mediáticos del universo Sálvame y Mediaset. Las exclusivas que ha conseguido y su tono histriónico lo han convertido en una pieza clave para su programa, los mismos que no dudan en premiar al colaborador. Los jefes del tertuliano le brindan un seguido de privilegios a cambio de su buen hacer.

Unos privilegios que todo el mundo puede ver, solamente viendo el programa de televisión de las tardes de Telecinco. Kiko Hernández está totalmente blindado y no se habla nunca de su vida privada, algo que no ocurre con el resto de tertulianos. Y que día si y día también ven comprometida su intimidad por la escaleta de su programa. No teniendo más opción que participar de este peligroso y arriesgado juego.

Otro de los privilegios visibles que tiene Kiko es la versatilidad que se le brinda, siendo colaborador, pero también presentador del formato cuando fallan alguno de los presentadores más habituales. Hoy ha sido uno de estos días en el que Hernández se ha puesto al frente del programa mientras llegaba Jorge Javier Vázquez. Esta tarea no es nueva para él y sabe defenderse a la perfección, pero hoy ha habido un imprevisto que ha enturbiado su labor.

A las cuatro de la tarde hemos podido ver que algo no iba bien en la voz de Kiko. El presentador se daba cuenta de que su voz era muy parecida a la de Miguel Bosé, algo que sus propios compañeros le insinuaban. Le faltaba voz e intentaba conducir el programa con un hilo de voz que se iba apagando a medida que pasaban los minutos.

Por ello, Kiko ha afirmado que no sabe cuanto le iba a durar esta voz, aventurándose a pensar que seguramente antes de las nueve de la noche tendrá que plegar. Por suerte, hoy solamente tenía que presentar los primeros minutos del programa y luego ha vuelto a su silla de colaborador. Una tarea que requiere de menos aportaciones y que le permitirá descansar un poco más sus cuerdas vocales.

Viendo el revuelo que estaba causando su problema de voz, Hernández ha contado que esta mañana se ha levantado a treinta y ocho de fiebre. Y se ha inyectado un fármaco para intentar reconducir su salud para poder acudir hoy a su puesto de trabajo. Al parecer, esto no ha servido demasiado y antes del directo ha vuelto a medicarse.

El tertuliano afirma que sus problemas en las cuerdas vocales son debidos a este último medicamento. Pero espera que estos efectos secundarios se vayan antes del punto de las nueve de la noche.

La decisión que han tomado sus jefes

Cuando Jorge Javier Vázquez ha llegado a su puesto de trabajo. Los directores del programa que presenta han decidido tomar una decisión en firme sobre el estado de salud de Kiko Hernández. Viendo que estaba lejos de recuperar la voz y que lo iba a pasar mal durante la tarde.

Han querido enviarlo para su casa para dejar que los medicamentos le hiciesen efecto. Y siguiese con la recuperación médica, viendo el programa des del sofá. Trabajar en televisión no es nada fácil y además de tener una mínima presencia física. También se exige tener una buena voz y que sea agradable para la audiencia.

Por ello, es tan importante que los tertulianos preserven su voz. Y que sean responsables de su cuidado para poder lucirse al máximo frente las cámaras del programa para el que trabajan. Seguramente la ausencia de Hernández es puntual y muy pronto puede volver a su puesto de trabajo.

Además, viendo llegar ya el mes de agosto, es posible que el colaborador esté planeando ya sus merecidas vacaciones y que estemos frente a perderlo de vista durante unas semanas.