Kiko Hernández con la mirada perdida, el rostro serio y con los ojos llorosos

Kiko Hernández traiciona a Paolo Vasile por 40.000 euros y pone en peligro su futuro

Kiko Hernández ha desvelado el secreto mejor guardado de Telecinco

Kiko Hernández, colaborador habitual de Telecinco, lleva mucho tiempo trabajando en la pequeña pantalla, pero sigue cometiendo grandes errores. Recientemente ha concedido una entrevista en una conocida publicación, sus compañeros han opinado y él se ha enfadado. Para vengarse de uno de ellos ha desvelado el dinero que este posee en sus cuentas bancarias y ha generado un auténtico caos.

Kiko Hernández respeta mucho a Paolo Vasile, el consejero delegado de Mediaset, porque sabe que de él depende su carrera televisiva. El empresario italiano podría estar bastante molesto porque Kiko ha puesto sobre la mesa un dato que debería haber permanecido oculto. Ha desvelado que Miguel Frigenti, uno de sus compañeros de Sálvame, tiene 40.000 euros ahorrados.

Paolo Vasile, en la presentación de la película 'Si yo fuera rico'
Paolo Vasile podría tener problemas con Kiko Hernández en Telecinco | GTRES

Hernández tuvo acceso a las cuentas de Miguel y descubrió que sus ingresos habían aumentado desde que participó en el concurso Secret Story. Recordemos que el periodista aceptó formar parte del programa y todo el mundo pensaba que cobraba un caché astronómico. Los sueldos de las personas que trabajan en televisión siempre han sido un misterio y nadie se atreve a hablar con exactitud.

Paolo Vasile, según fuentes cercanas, exige que todos sus empleados sean estrictamente discretos, de ahí que pueda estar molesto con Kiko Hernández. No sería la primera vez que el consejero delegado de Mediaset acaba con los servicios de un tertuliano tras un atrevimiento similar. Recordemos que hace poco Lucía Pariente, madre de Alba Carrillo, ha desaparecido de Telecinco sin dejar rastro.

Algunos periodistas aseguran que Paolo ha decidido dejar a Lucía Pariente en el banquillo porque su temperamento es peligroso. Ella, al igual que Miguel Frigenti, participó en el concurso Secret Story y supuestamente puso en cuestión la veracidad del programa. Acusó a la organización de tener un comportamiento irregular y desde entonces no ha vuelto a colaborar en la pequeña pantalla.

Kiko Hernández estalla contra sus compañeros

Kiko ha vendido una exclusiva en una conocida revista para presumir de la vivienda a la que se ha mudado hace poco tiempo. Tiene un precio de 2.5 millones de euros, pero hay mucha gente que considera que el inmueble está bastante desaprovechado. Ciertos colaboradores de Sálvame, como por ejemplo Frigenti, han criticado duramente el hogar del colaborador.

Hernández considera que Miguel está juzgando su domicilio para intentar hacer daño porque él no puede permitirse pernoctar en un lugar así. Ha sido en ese momento cuando ha desvelado el dinero exacto que el periodista tiene ahorrado en sus cuentas bancarias. Gracias a este atrevimiento los espectadores han descubierto un gran misterio: el sueldo de los rostros de Telecinco.

▶️ VÍDEO: Una boda secreta de un colaborador pone patas arriba Sálvame

Paolo Vasile es un maestro del mundo de la comunicación y lleva registrando éxitos desde que entró en la dirección de Mediaset. Los famosos le tienen un gran respeto porque saben que es una persona tajante y directa, de ahí que haya triunfado tan rápido. Según ha salido publicado, disfruta de una amistad especial con personas tan importantes como María Teresa Campos.

Paolo Vasile impone la ley del silencio

Paolo, según fuentes cercanas, se ha ganado el aplauso de todos sus trabajadores porque es un consejero delegado bastante considerado. Sin embargo, también tiene mucho carácter y supuestamente ha sufrido desencuentros con algunos presentadores de Telecinco. El portal Informalia asegura que la última en sufrir la ira del italiano ha sido Paz Padilla.

Paz Padilla fue la elegida para presentar las Campanadas de Mediaset y todo el mundo pensaba que el programa iba a ser un éxito. El problema es que hizo unas declaraciones sobre el coronavirus que causaron un gran descontento. Vasile, según Informalia, mandó callar a la humorista porque sabía las consecuencias que tendrían sus palabras.

EL VÍDEO DEL DÍA