Anita Matamoros con su padre Kiko Matamoros en la entrada de una clínica

Kiko Matamoros llama retr*sada mental a su hija Anita Matamoros en directo

Kiko Matamoros se ha pasado con su hija Anita Matamoros diciendo cosas de las que se tendrá que arrepentir

Kiko Matamoros es uno de los colaboradores más pasionales del universo Sálvame y esto le lleva en ocasiones a perder los estribos, diciendo cosas de las que se acaba arrepintiendo. Esta tarde se ha tocado uno de los temas más espinosos del colaborador y que ha acabado despertando un ambiente muy tenso en el plató.

Anita Matamoros ha cumplido su veintiún aniversario rodeada de sus amigos y de todos los suyos. De todos menos de su padre Kiko Matamoros y con el que mantiene abierta una guerra que aún está muy lejos de resolverse. Y que cada vez que se trata se despierta lo peor de cada uno y los resultados son devastadores a todos los niveles.

Matamoros siempre ha estado muy unido a su hija pequeña, pero desde que este empezó a salir con la modelo Marta López. En ese momento los dos se fueron distanciando por la guerra de egos que se destapó entre las dos mujeres, pues las dos se dedican al mundo de las redes. Y cayeron en una competición muy poco sana y que se llevó por delante la relación del padre con su hija.

Por lo visto, esta tesitura fue aprovechada también por Makoke y qué forzó la máquina para que Anita se alejara de su padre hasta el punto de que perdieron el vínculo. Hoy Paz Padilla ha querido que Kiko reflexionase en directo y recapacitase sobre la relación que tiene con Anita. Un experimento que no ha salido nada bien y que ha hecho brotar a Matamoros diciendo cosas de las que seguramente se arrepentirá.

El colaborador ha dicho que no entiende como su hija se ha dejado querer y comprar por Javier Tudela padre. Un hombre y que textualmente Matamoros ha acusado de dar malos tratos a Makoke mientras estaba embarazada. Concretamente lo ha acusado de patear la barriga de la colaboradora.

Un extremo que hace que Matamoros no entienda que su hija aceptase pasar unos días a bordo del barco de un hombre que ha hecho tanto daño a su familia.

Por ello el colaborador ha dicho que su hija actúa como una retrasada mental. Una definición que los compañeros de Sálvame han condenado diciendo que no se puede decir algo tan fuerte de una hija. Pues esta seguramente desconoce muchos de estos detalles y se basa solo en lo que le ha contado su madre.

Acto seguido Kiko Matamoros ha salido del plató visiblemente afectado. Dándose cuenta de que quizás se la ha ido de las manos su reacción y que ha dicho cosas que no le favorecen. Al cabo de unos minutos ha regresado con los ojos llorosos y que ha disimulado con una gafas opacas.

En su regreso, Paz Padilla le ha pedido perdón por haberse metido dónde no le llaman. Unas disculpas que han sido aceptadas por el tertuliano, aceptando que la culpa había sido suya por hablar de temas que debería de salvaguardar.

Kiko Matamoros ha estado muy apoyado

Después de esto, todos los colaboradores del programa y sin excepción se ha acercado a Kiko Matamoros para darle ánimos. Pues todos ellos son conocedores de lo mal que lo está pasando el colaborador con este tema. A pesar de que no está haciendo nada por remediarlo.

Paz Padilla ha sido la primera en ir y abrazarlo, animándolo una vez más a hablar con Anita y solucionar las diferencias que los separan. Luego Lydia Lozano,  Anabel Pantoja y Belén Esteban entre otros han querido mostrar el apoyo a su compañero y que no lo estaba pasando bien.

Después de la publicidad todos los tertulianos han regresado tarde a su puesto de trabajo. Regresando todos de animar a Kiko y que ha pasado una de sus peores tardes.