Kiko Rivera y su prima Anabel Pantoja en un montaje

Anabel Pantoja, hundida. Kiko la sorprende de la peor manera: 'No voy a ir a tu boda'

Kiko Rivera le habría admitido a su prima que no se encuentra con ánimo de celebraciones, tras la muerte de su abuela

Por si los dos últimos días no hubieran sido lo suficientemente difíciles y estresantes para los Pantoja, ahora uno de ellos, concretamente Anabel, se acaba de llevar un nuevo varapalo.

Al parecer, su primo Kiko Rivera le habría confirmado que no va a ir a su boda, que iba a celebrarse este fin de semana. Hay que recordar que Anabel Pantoja tenía previsto celebrar su matrimonio con Omar Sánchez en Canarias este mismo fin de semana.

De hecho, parte de la familia ya se había desplazado hasta la isla de La Graciosa, en la que se va a llevar a cabo el evento. 

Tras conocerse la noticia del fallecimiento de doña Ana hubo cierta confusión con la boda de Anabel. EN un primer momento se dijo que se había cancelado debido a la situación.

Sin embargo, horas más tarde, ese mismo miércoles, nuevas informaciones surgieron afirmando que la joven había cambiado de opinión y seguía adelanto con la celebración.

Esto habría sido después de haber tenido una conversación con su tía, Isabel Pantoja, en la que la habría animado a no suspender la boda.

Así pues, parecía que finalmente se iba a celebrar, pero ahora un nuevo obstáculo se ha interpuesto en su camino. Y es que Kiko Rivera, una de las personas más importantes en la vida de Anabel, le habría dicho que no va a acudir a su boda.

Según ha explicado en directo en Sálvame Kiko Hernández, el Dj le habría comunicado su intención de no asistir al evento, en vista de los hechos que se han sucedido estos días.

"Un miembro muy querido y respetado por Anabel Pantoja le ha dicho algo a ésta que no esperaba. Alguien por el cual se ha roto la cara cincuenta mil veces", ha comenzado explicando el colaborador.

Kiko Rivera, sin fuerzas para una celebración

Así pues, el tertuliano de Sálvame desvelaba las palabras exactas de Kiko Rivera. "Kiko Rivera le dice a Anabel: «Anabel, tú y Omar ya estáis casados, acabamos de enterrar a nuestra abuela, la mujer más importante de mi vida y ahora mismo mi cuerpo no está para cachondeos ni fiestas»".

Serían las palabras que su primo le habría dicho a Anabel. Unas palabras con las que él habría intentado con todas sus fuerzas que su prima opté por posponer el evento para más adelante. 

"No te van a poner impedimentos. Te pido por favor que lo aplaces porque yo no voy a ir a tu boda", serían las palabras definitivas que Kiko Rivera le habría dicho a Anabel.

Así, le habría dejado claro que, si decide seguir adelante con su celebración va a tener que ser sin él. Y no solo sin él, y es que se ha sabido también que Irene Rosales tampoco está dispuesta a acudir al enlace.

"Kiko le dice que no va a estar en la boda, ella le dice que Irene Rosales se quede y le dice Kiko que Irene haga lo que quiera. Pero Irene Rosales decide volver y estar al lado de su marido", ha explicado el tertuliano.

Así pues, pese al cariño que se tienen Irene y Anabel, a la mujer de Kiko Rivera le habría pesado más el estar al lado de su pareja. Hay que tener en cuenta que es uno de los momentos más duros de su vida.

Se sabe, de hecho, que Irene ya habría puesto rumbos a la península para reunirse allí con el padre de sus hijas y pasar con él estos difíciles momentos.

Se trata de una información que ha dado Sálvame y que todavía no está confirmada al cien por cien. Sin embargo, todo apunta a que sí que es lo que ha sucedido.

Así pues, a escasas horas del inicio de la celebración Anabel deberá decidir si sigue adelante sin su primo o si cancela todo lo que tanto trabajo le había llevado preparar.

EL VÍDEO DEL DÍA