Rocío Carrasco y David Flores en dos fotos de archivo

El llanto en directo de Rocío Carrasco al hablar de su hijo enfermo David Flores

La hija de la Más grande no pudo contener las lágrimas durante el enfrentamiento con Gema López

Rocío Carrasco se estrenó el pasado miércoles 14 de julio en Sálvame con su sección Hable con ella. La hija de la Más grande se enfrentaba por primera vez a las llamadas de los espectadores dispuestos a hacer públicas sus quejas.

Nerviosa ante su vuelta al trabajo, ocupó su puesto y respondió a las dudas que todavía planeaban sobre sus nuevos compañeros. Especialmente sobre Gema López quien todavía no había tenido oportunidad de sentarse frente a ella.

La periodista ha sido de las más críticas con su testimonio y llegaba el momento de saldar cuentas. Rocío reconoció que todavía le quedaba una conversación pendiente con la colaboradora y la tensión entre ambas era más que evidente.

Gema no estaba dispuesta a dar un paso atrás en lo que a su opinión se refiere, aunque vaciló un poco al principio. Tras reafirmarse en su idea de que Rocío ha decidido trabajar en Sálvame por dinero, quedaba otra cuestión más delicada que tratar con ella.

La hija de Rocío Jurado se viene abajo al hablar de sus hijos

Han sido muchas las ocasiones en que Gema ha manifestado que algunos episodios narrados en el documental de Rocío no han sido acertados. Especialmente aquellos que hacen referencia a los nietos de la cantante.

Durante la emisión del documental, la periodista fue muy dura con los términos a los que hizo referencia al hablar de su hijo. Unos términos que Rocío defendió como mucho menos graves que los que empleó Antonio David hace años.

La madre de Rocío Flores reiteró que su historia no se entendería sin contar lo ocurrido con sus hijos, pero Gema seguía sin comprenderlo. Para ella, no hay excusa posible que justifique el daño producido a Rocío y David Flores.

En este sentido, la colaboradora le preguntó si había pensado en cómo le iba a afectar su historia a su hija. Sobre todo la parte relativa a la paliza que le propinó, y todo lo que ocurrió después.

Fue entonces cuando la exmujer de Antonio David contestó con la voz quebrada y los ojos anegados de lágrimas. "A la primera que le duele contarlo es a mí", comenzaba diciendo.

"A nadie le puede doler más que a mí", reiteraba. Ante las dudas de su nueva compañera, Rocío le preguntó si no creía que "me hubiese gustado hacerlo de otra forma".

"Me hubiese encantado, pero las cosas son como son, muy a mi pesar", sentenciaba. Para Rocío, no había una mejor forma de contar su historia sin que sus hijos estuvieran implicados. Algo que lamenta, pero que entiende como inevitable, puesto que de otra manera todavía se cuestionaría su papel como madre.

Un momento que recuerda al vivido hace una semana cuando Kiko Matamoros también arremetió contra ella por haber contado el episodio de la brutal paliza. "Si yo no hubiese contado ese episodio tan doloroso de mi vida, no hubiese podido explicar toda la historia", se defendió en esa ocasión.

"¿Eso no lo entiende nadie?", se preguntaba con lágrimas en los ojos dejando claro lo que ha sufrido al rememorar lo ocurrido hace años.

El enfrentamiento entre Rocío y Gema

El momento tenso de la tarde llegó cuando la nueva colaboradora le preguntó a su compañera las razones por las que está trabajando en Sálvame. Gema defendió su idea de que lo hace por dinero, aunque rebajó sus palabras añadiendo "como yo".

Sin embargo, Rocío no se quedó conforme con su explicación, pues intuía que detrás de sus palabras se escondía algo más. "Trabajar por dinero no significa que se esté haciendo solo por eso", opinó la hija de Pedro Carrasco.

Ante la indignación de la defensora de la audiencia, López justificó sus palabras afirmando que era el mismo argumento que había empleado en otras ocasiones. No obstante, la mujer de Fidel Albiac insistió en saber si de verdad creía que estaba solo por dinero.

"Sí, lo creo", respondió su compañera. "Y porque aquí vas a estar más protegida que en otros sitios", añadió. "Por dinero estás trabajando como estoy trabajando yo", sentenció Gema sin dar su brazo a torcer.