María Patiño con una bolsa de deporte

María Patiño entre lágrimas explica el porqué de su pésimo test de inteligencia

Patiño ha llorado amargamente al descubrir que no era tan inteligente como pensaba

María Patiño es una de las presentadoras más divertidas de Telecinco y el público está deseando verla en la pequeña pantalla. Siempre consigue hacer reír a los espectadores, aunque en su última aparición en Sálvame ha conseguido todo lo contrario.  

Patiño, al igual que sus compañeros, se ha sometido a un test de inteligencia y el resultado ha sido un auténtico escándalo. Hace unos años se negó a hacerlo, pues consideraba que no estaba capacitada para obtener buenos datos.  

El equipo de Jorge Javier ha logrado contar con ella para hacer dicha sección, pero lo que nadie imaginaba es que iba a tomarse tan mal el fracaso. Según la psicóloga del programa, su coeficiente intelectual es de 101, la puntuación más baja de Sálvame

María Patiño se ha quedado sin habla al descubrir que era la colaboradora menos inteligente del espacio y no ha podido retener las lágrimas. Las redes sociales no han tardado en compadecerse de ella, pues consideran que sus responsables han traspasado los límites.  

La presentadora de Socialité asegura que es una persona muy exigente, por eso se ha llevado tal disgusto al descubrir que ha perdido el juego. Algunos de sus compañeros han intentado consolarla diciendo que ha practicado lo conocido como profecía autocumplida.  

Siempre ha pensado que no estaba capacitada, pensamiento que ha limitado enormemente sus probabilidades de éxito. La experta desvela que su problema es que se ha centrado en los resultados, pero no ha puesto atención al examen.  

Maria Patiño es humillada por sus compañeros de Sálvame 

La periodista siempre se ha caracterizado por mantener al margen su vida privada, motivo por el que no ha participado de determinados espectáculos. En su día se negó a someterse al test de inteligencia porque lo consideraba algo demasiado íntimo, pero no ha tenido más remedio que hacerlo.  

Los directores de Sálvame saben que el fuerte del programa son sus colaboradores, pues todo lo que esté relacionado con ellos genera mucho interés. Esa es la razón por la que ha vuelto a poner sobre la mesa los coeficientes intelectuales de cada uno de ellos.  

Kiko Jiménez y Raquel Bollo obtuvieron un resultado nefasto: 104. La gallega tenía esperanza de superar esta marca, pero para su desgracia ha quedado todavía peor.  

Las redes sociales se han solidarizado con ella, pues sospechan que el programa estaba alterando los datos para generar espectáculo. Sus fans quieren dejar claro que no tiene nada que ver su inteligencia con su incuestionable profesionalidad.  

María ha ganado la batalla

Patiño es una de las periodistas más reputadas de la industria del corazón, pues lleva trabajando más de dos décadas en dicho sector. Su gran valía es que jamás se ha comprometido con nadie, así que siempre ha podido defender lo que consideraba justo.  

Llegó a Telecinco siendo colaboradora, pero no tardó mucho tiempo en posicionarse como una presentadora de primera categoría. El público ha demostrado que está a su lado en sus malos momentos y su último disgusto no iba a ser menos.  

Los 101 puntos que han conseguido en el test de inteligencia se han convertido en algo anecdótico, pues lo único que han valorado es su sentido del espectáculo. La comunicadora no ha podido retener las lágrimas al comprobar que era la menos inteligente de sus compañeros.  

María ha demostrado tener talento suficiente para ocupar una de las cotizadas sillas de Sálvame, puesto que únicamente disfrutan los grandes tertulianos. Los espectadores tienen claro que la periodista posee capacidad suficiente para trabajar en el programa. 

Habrá que esperar un tiempo para ver cómo reacciona ante esta tragedia. ¿Volverá a repetir el examen para ver si consigue mejores resultados?