Fotografía de Belén Esteban en un aeropuerto

Mazazo a Belén Esteban tras los malos resultados: podría verse obligada a dejarlo

Los negocios no le están yendo demasiado bien a Belén Esteban, que ha visto como en los últimos días le llovían las críticas

Hace unos meses se conocía que Belén Esteban emprendía un nuevo proyecto en solitario. Lo hacía lejos de la televisión, como empresaria con un negocio de alimentación. La princesa del pueblo probaba fortuna con una marca de gazpacho y salmorejo que lleva su nombre.

Por más publicidad que se la ha dado, teniendo además la promoción de grandes artistas como Rosalía, el proyecto no pinta nada bien. La de Paracuellos del Jarama no está consiguiendo los resultados que se esperaban en un principio.

Su labor como empresaria está quedando en entredicho. Las ventas no alcanzan las cifras previstas y tampoco cuenta con el respaldo de los consumidores. Desde que saliera al mercado han criticado bastante el sabor ácido de sus productos.

Recientemente la OCU publicó una lista con los gazpachos más valorados del mercado. El de la colaboradora de Telecinco no se encontraba ni entre los diez primeros. Solo obtuvo 63 puntos, situándose en la zona baja de la clasificación con una calidad media.

Parece ser que después de unos meses en los supermercados y de los malos resultados, Belén Esteban está dispuesta a reflotar el negocio. Se ha marcado como próximo objetivo conseguir un mejor tomate que le permita escalar puestos en la tabla.

Está claro que en ocasiones a los famosos les cuesta conseguir el éxito en el mundo empresarial, sobre todo en sectores desconocidos. En esta ocasión, la ex de Jesulín probó fortuna en un sector totalmente nuevo para ella, en donde además de la imagen puso dinero.

Belén Esteban piensa en el futuro con este tipo de empresas

La idea de montar una marca de alimentación surgió de su marido y un amigo. Decidió dar el paso con este negocio pensando en el futuro. Eso sí, desea que el trabajo en Sálvamele dure muchos años, pero sabe que todo tiene un final.

Se define como una cocinillas, estando entre sus especialidades estos productos tan típicos del sur de España. En su momento reconocía que se sentía muy orgullosa de lo conseguido, sobre todo por los puestos de trabajo creados.

El pasado mes de mayo, cuando presentaba esta línea de productos, anunciaba que no tenía intención de detenerse. Su propósito era sacar a la venta nuevos artículos de alimentación. Ahora se desconoce si después de la experiencia con el gazpacho tiene más ganas de experimentar o no.

La semana pasada recibió otro duro golpe por parte de un compañero. Gustavo González anunciaba en directo los planes de futuro de Jesulín de Ubrique y María José Campanario.

Al parecer, tendrían intención de participar en una docuserie sobre su vida. En ella tendrán el altavoz necesario para desvelar todos sus secretos y criticar sin tapujos a Belén Esteban. Queda por ver si finalmente sale adelante este proyecto de Telecinco.

La colaboradora tampoco tuvo un día sencillo este lunes en Sálvame. Se acabó enzarzando con Kiko Matamoros por sus deudas con la Agencia Tributaria. Todo ocurrió tras la defensa que hizo este a Kiko Rivera, después de que se comprará un coche de 80 000 euros.

Criticó el "afán de administrar las vidas y haciendas ajenas", asegurando que no entra "a contarle los números a nadie". Esto irritó a la colaboradora del programa, que saltó como un resorte para contestarle.

"Me dijiste lo que debía a Hacienda. Gracias a Dios, yo he pagado, pero que vengas a darnos lecciones..:", crítico.

Aprovechó la ocasión para preguntarle a Kiko si había cumplido sus obligaciones con el fisco. ¿Tú has pagado lo tuyo?

Ante la respuesta afirmativa de él, Belén se echó a reír a carcajadas, algo que molestó bastante a Matamoros. Señaló que desapareció de la lista de deudores hace tres años.