Montaje de fotos de los colaboradores de Sálvame y un primer plano de Paolo Vasile sonriendo

Paolo Vasile cambia sus planes con 'Sálvame' y lo aniquila

Paolo Vasile aterroriza a los colaboradores de Sálvame

Paolo Vasile, consejero delegado de Mediaset España, es uno de los hombres más influyentes del momento y ciertos periodistas tiemblan al verle. De él depende el futuro de muchos programas y todo el mundo asegura que tiene un gran talento dentro del mundo del espectáculo. Recientemente ha tomado una decisión bastante acertada según los expertos: suspender Sálvame de forma temporal.

Paolo Vasile está encantado con los colaboradores de Sálvame porque gracias a ellos Telecinco lleva siendo líder de audiencia más de una década. El problema es que el espacio capitaneado por Jorge Javier Vázquez no atraviesa por un buen momento, de ahí que esté experimentando ciertos cambios. Los responsables del programa han decidido, junto a Vasile, cancelar la emisión del pasado 6 de enero.

Plató Sálvame Deluxe
Paolo Vasile hará todo lo posible para resucitar el éxito de 'Sálvame' | Mediaset

Jorge Javier Vázquez y sus tertulianos forman parte de muchas familias, pues llevan en la pequeña pantalla mucho tiempo y han empatizado con el público. El problema es que en los últimos meses no están llevando a cabo una buena estrategia, de ahí que la audiencia les haya abandonado. Desde que contrataron a Rocío Carrasco, hija de Rocío Jurado, no tienen tanto éxito como antes.

 

Los directores del programa vespertino de Telecinco han pensado que lo más acertado era no emitir ningún episodio grabado el día de Reyes. En otras circunstancias habrían preparado un programa especial, pero la audiencia está casada y creen que lo mejor es no saturar. Vasile hará todo lo posible para proteger a los tertulianos de Jorge Javier, pues siempre han sido su producto estrella.

Paolo, según ha salido publicado, tomará una serie de medidas para recuperar el éxito que Telecinco ha perdido en los últimos meses. Nadie sabe qué hará exactamente, pero muchos colaboradores de la cadena ya han empezado a temblar. Es posible que introduzca en la parrilla algún programa nuevo que no tenga nada que ver con el mundo del corazón.

Paolo Vasile cancela el especial de Sálvame

Paolo conoce a la perfección los gustos del público, así que dio órdenes para no emitir un especial de Sálvame el día de Reyes. Es una decisión que viene de lejos, pues desde hace unos meses el citado programa no tiene tanta presencia en la parrilla de Telecinco. También ha cancelado Sálvame Tomate, que se emitía desde las 20:00 horas hasta las 21:00 y ahora hay otro formato en esta franja.

El consejero delegado de Mediaset prefiere dosificar el éxito de los colaboradores de Jorge Javier Vázquez porque sabe que todo tiene un límite. Hasta hace muy poco el programa presentado por el catalán no descansaba y siempre tenía preparado alguna emisión grabada para cuando fuera necesario. Sin embargo, en el último año han pasado ciertas cosas que han obligado a trazar una hoja de ruta diferente.

Jorge Javier es el único que tiene un puesto asegurado en la cadena, pues lleva siendo un comunicador estrella demasiado tiempo. A pesar de que tiene a sus espaldas un ejército de detractores que piden su despido con fervor, es prácticamente imposible que abandone la televisión. Se ha ganado la confianza de Vasile porque cualquier programa que presenta se convierte en un fenómeno mediático.

Paolo Vasile y sus amistades influyentes

Paolo, según fuentes cercanas, es una persona amable y respetuosa, pero la gente que le conoce le tiene bastante respeto. Esa podría ser una de las razones por las que las personas más importantes de Telecinco disfrutan de una relación estrecha con él. El consejero delegado es íntimo amigo de rostros tan conocidos como María Teresa Campos o Emma García.

Jorge Javier Vázquez asegura que no tiene intención de retirarse dentro de muchos años, quiere apartarse de la televisión dentro de poco. Todo hace pensar que se despedirá del gran público trabajando en Mediaset, pues él no tiene ningún problema. Muchos periodistas aseguran que su futuro corre peligro, pero otros garantizan que todo son rumores sin fundamento.