Isabel Pantoja en Madrid en enero de 2020

El plan B de Isabel Pantoja: huir a México y escapar de todo

La tonadillera habría pensado en escapar tras la pérdida de su madre

Isabel Pantoja  acaba de recibir uno de lo golpes más devastadores de su vida tras haber perdido a su madre. Doña Ana siempre estuvo pendiente de su hija y la ayudó a atravesar algunos de los momentos más complicados, como la repentina muerte de Paquirri o el tiempo que estuvo en prisión.

Ahora que la matriarca del clan ya no está, la tonadillera tendría más ganas que nunca de escapar, y lo haría a uno de los lugares donde más feliz ha sido. Concretamente, a México.

Tras saltar el escándalo con Kiko Rivera, Pantoja ya se planteaba alejarse de todo, pero siempre le retuvo el delicado estado de salud de su madre.

Sin compromisos profesionales que la aten a España, habiendo prescindido Mediaset de ella en la segunda temporada de Idol Kids, la artista es libre de emprender una nueva vida.

Lo cierto es que a pesar de que la cadena siempre ha presumido de alabar a Pantoja, tampoco ha dudado en poner a la tonadillera en una complicada tesitura en más de una ocasión. 

Isabel Pantoja, decidida a escapar al extranjero

Pepi Valladares, muy cercana a la familia, no dudaba en señalar que "yo creo se va a marchar de Cantora".

Al parecer, "Agustín se ha puesto ya en contacto con varias personas para contratarlas y llevarlas durante un tiempo indefinido a México".

Además, allí "ya tienen localizada una casa". Y "hay un proyecto en firme" en ese país. Sin embargo, los hermanos siguen igual de unidos que siempre, por lo que no encaja que Isabel quiera abandonarle.

"Los hermanos están unidos igual que siempre", comentaba  María Patiño  en Sálvame. "Y es una decisión que toman los dos (Isabel y Agustín)".

Todo indica que Agustín considera que irse al extranjero es "la salvación para su hermana". Es más, "me hablan de que va a ser algo inmediato". 

Sin embargo, todavía queda pendiente la venta de Cantora y los problemas con su hijo, al que sigue enfrentada.

Con la muerte de su abuela, Kiko Rivera decidía dejar a un lado su guerra y volvía a la finca tras más de un año. Su intención era darle un abrazo y apoyarla en este duro trance. 

El Dj se mostraba muy dolido después de que nadie le hubiese informado de la gravedad del estado de salud de Doña Ana. Y más con la boda de Anabel Pantoja pendiente de un hilo. 

Las circunstancias obligaban a Kiko a dar marcha atrás en el último momento y no asistir a la boda. Además, su mujer, Irene Rosales, también decidía volver a casa para acompañarle en este duro trance.

Y es que Rivera está muy dolido con todo lo ocurrido. "Hoy te has ido y contigo se ha ido parte de mi vida", compartía en redes sociales.

"No sé qué hacer estoy perdido y en La Graciosa. Tuve mis dudas de venir pero al final arriesgué y perdí", lamentaba.

"Tantos meses sin verte y ahora ya no te veré nunca más. Mi abuela, a la que no dejan que vaya a despedirme por mierdas de problemas familiares", les reprochaba molesto.

"Órdenes expresas desde Cantora: 'No queremos que venga nadie'", aseguraba. Sin embargo, tanto Kiko como su hermana Isa y Anabel decidieron incumplirlo. Los tres se plantaban en Cantora a pocas horas de enterarse de la triste noticia.

Y mientras el Dj pasaba apenas tres horas en la finca, su hermana y su prima decidían pasar allí la noche. Él insistía en que se había enterado de todo por la tele, "porque nadie me ha llamado para decirme nada".

"No quiero saber de nadie más, todos los demás me importan una mierda. Porque son unos indeseables todos", remataba.

EL VÍDEO DEL DÍA