Rocío Carrasco en su nuevo trabajo en 'Sálvame'

Rocío Carrasco cambia su sección de día: 'No quiere verse con ella'

Rocío Carrasco mantiene una mala relación con unas de las personas del programa

Rocío Carrasco ha aterrizado en Sálvame dispuesta a dar guerra. Así lo demuestra que haya impuesto a la dirección del programa una serie de condiciones. Entre otras cosas, ha pedido no coincidir con una de las figuras del espacio.

Este martes sorprendió a todos sus seguidores al adelantar un día su sección Hable con ella. Estaba prevista para el miércoles, pero a última hora hizo todo lo posible para cambiar el día. Ni la productora ni el programa lo habían comunicado con anterioridad.

La hija de Rocío Jurado tiene muy claro que hará todo lo posible por no coincidir en el plató con Paz Padilla. Durante los últimos meses se ha sentido muy protegida con Carlota Corredera y Jorge Javier Vázquez. Algo que no puede decir lo mismo de la presentadora gaditana.

Y es que Rocío Carrasco no olvida ciertos comentarios que pudo realizar en el pasado la humorista. Se mostró muy crítica y defendió a su hija Rocío Flores en todo este conflicto familiar. Adelantó que "tenemos una conversación pendiente".

De momento, algunos medios como Informalia sostienen que dicho encuentro todavía no se ha producido. Tampoco Rocío ha demostrado demasiado interés. Sí que ha visto como Paz Padilla ha reaccionado a sus comentarios.

"Si ella necesita hablar conmigo, yo encantada. Lo único que me gustaría es que ella fuera feliz", explica la presentadora.

Aclara que le encantaría que "recondujera su vida. Y que fuera eso, feliz. Ella y su hija".

El importante papel de Rocío Carrasco en el programa

Desde el entorno de Rocío Carrasco se ha interpretado esto como un nuevo 'dardo', sobre todo al citar a Rocío Carrasco. En vista de esto, optó por no sentarse en el estudio el día que presentaba Padilla.

Este miércoles, fecha prevista para su sección, no estaban sus mayores aliados. Jorge Javier preparaba la final de Supervivientes, mientras que Carlota se encontraba de vacaciones. Solo le quedó como último remedio modificar el día de Hable con ella. 

El cambio también le ha venido bien a la dirección del programa. Pese a tratarse de un personaje con tirón, su sección no ha contado con el respaldo de la audiencia. Adelantar la fecha es un experimento más para saber que día puede encajar mejor.

El nivel de exigencia es muy alto, sobre todo por el salario que percibe la ex de Antonio David Flores. Cobra unos 2.500 euros por jornada, con intervenciones que apenas llegan a la hora de duración.

Una cifra muy superior a la que puede recibir un tertuliano que pasa cinco horas en antena. Sus compañeros, de media, reciben entre 500 y 1500 euros. Estas diferencias de dinero pueden provocar celos y reacciones por parte de algunos.

En el apartado que tiene para ella, Rocío Carrasco escucha y analiza los comentarios de los espectadores. Pero también tiene tiempo para responder a los miembros de su familia que le critican, entre ellos Amador Mohedano.

Esta semana ha querido darle la réplica tras su intervención en Viernes Deluxe. Aseguró con rotundidad que su madre no le necesitaba para triunfar ni aparecer en los medios. En su opinión, le tenía a su lado solo por ser su hermano.

Unas palabras muy dañinas que no han sentado nada bien a su tío, que ha preferido guardar silencio ante las preguntas de la prensa. Es consciente de que le puede sacar mucha más tajada con una exclusiva o una entrevista en televisión.

La hija de La más grande deja entrever sorpresas para la próxima temporada de su docuserie que se emitirá en otoño. Además, amenaza a Amador con sacar a la luz un posible diario de la Jurado en donde le dejaría en mal lugar.