Algunos colaboradores en el plató de 'Sálvame'

'Sálvame' se cobra una nueva pareja y sus espectadores se plantan

Algunos seguidores están hartos de la deriva que ha tomado el formato

Sálvamese ha cobrado una nueva pareja tras varios meses en el punto de mira por sus informaciones sobre infidelidades y engaños que han provocado varias rupturas.

La primera pareja afectada fue la formada por Antonio David y Olga Moreno, que confirmaron su separación después de varios días de especulaciones.

El excolaborador fue señalado por sus antiguos compañeros de trabajo y acusado de engañar a la empresaria malagueña con distintas mujeres. Entre ellas la periodista de Telecinco Marta Riesco, con quien habría mantenido un romance recientemente.

A continuación, Alba Carrillo acaparó los titulares durante varios días tras saltar a la luz que le habría sido desleal a su entonces pareja, Santiago Burgoa, con una persona de la cadena.

Y, ahora, Sálvameha vuelto a ser el escenario de una historia de traición amorosa que tiene como protagonista a uno de sus propios colaboradores, Gustavo González. Un nuevo culebrón romántico que ha desatado la indignación de los espectadores del espacio.

Gustavo González en un plató de Telecinco junta a su pareja María Lapiedra
Gustavo González y María Lapiedra están atravesando un mal momento a raíz de unas informaciones de 'Sálvame'. | GTRES

El hartazgo por los contenidos del formato y el espectáculo generado en torno a la destrucción de una pareja ha propiciado una oleada de mensajes negativos contra el programa.

Muchos seguidores de Telecinco están molestos por la deriva que está tomando el espacio y han dicho basta a través de redes sociales.

'Sálvame' pone en jaque la relación de Gustavo González y María Lapiedra

A lo largo de estos últimos días, Sálvameha centrado su programa en dar cobertura a la supuesta traición de María Lapiedra a su pareja, Gustavo González. Un descubrimiento que hicieron los propios redactores del programa y quisieron destapar en directo frente a su compañero.

Sin tener ni idea de nada, el fotógrafo se sentó en su silla de colaborador para descubrir que su mujer había estado negociando para hacer stripteases a sus espaldas.

Supuestamente, ya hacía mucho tiempo que María Lapiedra había decidido abandonar el mundo del porno y los bailes erótico. Pero las pruebas aportadas por Sálvame aseguraban que esto no era así.

El programa tuvo acceso a un email privado que unos chicos le enviaron a la mujer del colaborador pidiendo presupuesto para bailar en una despedida de soltero.

Lejos de rechazar la propuesta, María se interesaba por el dinero que iba a recibir y se mostraba abierta a realizar el trabajo.

El periodista Gustavo González durante un acto en el bingo Las Vegas en Madrid en enero de 2018
Gustavo González se enteró en directo de la traición de su mujer. | GTRES

Su respuesta fue una puñada para Gustavo González, que no supo donde meterse ni como explicar lo que estaba sintiendo.

"No hay mucho que explicar, la verdad. Estoy muy triste, no lo podéis ni imaginar. Estoy con el corazón roto. Esto es una deslealtad y una puñalada. No quiero oír ni hablar de cifras", decía indignado tras conocer que su mujer había negociado el pago de 1.500 euros a través de bizzum.

María Lapiedra niega la información de 'Sálvame' y los espectadores le apoyan

El fotógrafo no dudó de las pruebas que le aportaron desde el programa en el que trabaja, pero el pasado viernes su mujer acudió al plató para desmentir las acusaciones.

Nada más llegar, la exactriz porno se derrumbó por las informaciones que están poniendo en jaque su relación y acusó a Sálvame de destruir parejas por ganar dinero.

"Entiendo que os encante destruir parejas, pero si llevo años sin hacer esto. ¡Es que no hay ni una foto!", decía insistiendo en la falta de pruebas verídicas. 

Inmediatamente, muchos espectadores se pusieron del lado de María y mostraron su rechazo al programa por intentar ganar audiencia a costa de destruir parejas.

Les acusan de 'jugar sucio', aportar pruebas falsas y abanderar el feminismo para después hundir a una mujer en directo. Críticas que siguen poniendo al formato contra las cuerdas.

EL VÍDEO DEL DÍA

EL VÍDEO DEL DÍA