Sofía Suescun con el semblante serio en un plató de televisión

Sofía Suescun, al límite: el problema oculto con su novio Kiko Jiménez

Kiko Jiménez y Sofía Suescun no estarían atravesando su mejor momento. Lo que está pasando este verano con Kiko tendría la culpa de estos problemas

Sofía Suescun está viviendo un verano muy tranquilo. Demasiado, para ser ella. Cocinando macarrones, sesiones de gimnasio, alguna salida al restaurante con su novio Kiko Jiménez y mucha terracita y foto para su cuenta de Instagram. 

Tiene 1,2 millones de seguidores en esta red social, que no son pocos. No obstante, no ha terminado de despegar como influencer.

Sus polémicas televisivas cada vez han ido a menos y además con un nivel de interés nulo. Y para alguien que alimenta su Instagram con su imagen televisiva, ambas cosas son inseparables.

A la niña bonita de Mediaset se le ha ido apagando la estrella y la realidad tras las fotos 'cuquis' de Instagram, es otra.

El problema principal tiene que ver más con el futuro que con el pasado y es que Sofía tiene sentimientos contradictorios respecto a su novio.

Sofía Suescun pierde fuelle en televisión

Según fuentes cercanas a la pareja, la pareja estaría en un momento delicado precisamente por el éxito televisivo de Kiko. A pesar de que ya era conocido antes de empezar su relación con Sofía, Kiko Jiménez ha ido escalando posiciones en Telecinco estos últimos meses.

Saltó a la fama por ser el novio de Gloria Camila Ortega, hija de Ortega Cano. Antes había sido pretendiente en Mujeres y Hombres y Viceversa y después siguió en el candelero, contando intimidades de Gloria.

Justo un mes después de dejarlo con ella empezó oficialmente su relación con Sofía Suescun.

Jóvenes, guapos y famosos, el éxito les sonreía entonces. Ella era la reina de los realities de Telecinco (ha ganado dos: Gran Hermano y Supervivientes) y él no desaprovechaba ningúna oportunidad ni contrato televisivo que le ofrecían.

La trayectoria de Sofía, no obstante, h a ido a menos a partir de su participación en Gran Hermano Duo. Expulsada de este programa, colaboradora fallida en Viva la Vida o Ya es mediodía, tampoco le sale bien su faceta como presentadora. Su espacio en Mitele Plus Supervivientes: una aventura extrema también fue cancelado al poco tiempo, por su baja audiencia y su poca gracia como presentadora.

Y aquí radica el foco del problema que puede derivar en la primera gran crisis de pareja. Mientras que Sofía ve pasar el verano cocinando macarrones y tomándose selfies a Kiko se le acumula el trabajo.

Kiko y Sofía, los celos que pueden acabar con la relación

Colaborador cada vez más habitual en Sálvame, ha estado también en La última cena y aprovecha las vacaciones y ausencias de participantes habituales para hacerse un sitio.

Además, sabe jugar sus cartas. De palabra fácil, incisivo, con información de primera mano sobre muchos temas y sin miedo a nadie. 

Con estas características y con línea directa en las polémicas del momento, Kiko está incluso eclipsando a colaboradores más veteranos que él como Rafa Mora. Más allá del reality de turno, lo que él quiere es un puesto fijo en Sálvame y ya demostrado que luchará por conseguirlo.

Sofía se alegra por él pero a la vez siente cielos de este éxito.

A ella ya no la llaman y a él el teléfono le echa humo. En una relación donde el ego de ambos tiene un papel tan relevante estos desajustes son muy difíciles de llevar. En el caso de Kiko y Sofía ya les está pasando factura y todo apunta a que la crisis puede ir a más.

Las preguntas claves son: ¿Hará Sofía escoger a su novio entre menos tele y más vida de pareja? ¿Qué escogería él ante este dilema?

Una pareja unida pero con casas separadas

Sofía presume de proyecto inmobiliario en Instagram.

Se está construyendo un casoplón de 300 metros cuadrados con jardín que prevé pagar con todo lo que ha ganado estos últimos años.

Una lujosa finca que ha adquirido ella sola, a pesar de que supuestamente tienen un proyecto de vida en común con Kiko.

Por su lado, Kiko ha hecho lo mismo: ha comprado una finca cercana a la de Sofía pero totalmente independiente. Allí construirá su casa, distinta a la de su pareja. 

Se trata de una decisión que han tomado de común acuerdo, funcionando como "un gran equipo" en palabras de la propia Sofía.

La última polémica que protagonizaron juntos fue una tremenda bronca con Sergi Ferré. El reportero de Sálvame, amigo de Sofía, tuvo un encontronazo con Kiko en relación con unas vacaciones en Ibiza hace unos meses.

Sergi acusó a Kiko de tener hábitos "de consumo" y de engañar a Sofía con varios temas. Sofía cerró filas a favor de su novio, pero algo ya cambió entre ellos a raíz de aquellas revelaciones.

Si Sofía no logra encauzar su carrera televisiva con urgencia, es probable que los caminos de Kiko y Sofía vayan separándose cada vez más. Él éxito es difícil de gestionar, pero el fracaso todavía más.

EL VÍDEO DEL DÍA