Montaje en el que aparecen la presentadora de Telecinco, Emma García, y Diego Arrabal

El suceso de Diego Arrabal y Emma García que pudo acabar en tragedia

Emma García sufrió un percance con un vehículo en compañía de Arrabal

Una broma en directo estuvo a punto de acabar en tragedia. En Viva la vida trataron de añadirle un poco más de atractivo al espacio de este sábado. Emma García tenía que entrevistar a Isabel Rábago, que acababa de salir de la casa de Secret Story.

Dicha conversación tuvo lugar en otro plató de la cadena. Y para que no faltara de nada en la escena, Diego Arrabal, acompañado por Avilés, se encargó de recoger a Emma con un carrito de golf.

Emma García en 'Viva la Vida'
Emma García, en el plató de su programa. | Telecinco

Buscaban reducir el tiempo de tránsito entre un estudio y otro, pero también el espectáculo. Mientras circulaban por los pasillos de Mediaset tuvieron la desgracia de sufrir un percance. Se acabaron estrellando contra una pared.

Por suerte, no hubo que lamentar heridos. Entre risas de los presentes, Diego Arrabal se acabó bajando del vehículo para empujarlo.

Tanto Emma García como Rábago tenían claro una cosa. No querían por nada del mundo que Avilés se pusiera a los mandos de ese coche. "Y eso que tengo carné", proclamaba él, muy orgulloso.

Pero este no fue el único incidente que tuvieron que presenciar los espectadores de este programa de Telecinco. Hace unas semanas, en concreto el pasado 10 de octubre, se vivió una situación un tanto preocupante. La mayoría de los tertulianos del espacio se vieron obligados a abandonar el plató durante unos minutos.

 

El público, en sus casas, desconocía los motivos por los que se habían retirado los colabores, e incluso la propia presentadora. Trataron de mantener la calma, pero estaban muy inquietos mientras analizaban la actualidad de mundo rosa.

Algo estaba ocurriendo en Viva la vida. A la vuelta de los anuncios, la periodista aclaró que "hay un mosquito, vamos a tranquilizarnos porque llevamos toda la publicidad...".

Pese a las reticencias que hubo al principio respecto a este programa, con el tiempo se ha ido ganando la confianza de la audiencia. La presentadora vasca tuvo que coger el testigo dejado por Toñi Moreno, y para algunos, ella no era la más adecuada para este formato.

Primer plano de Diego Arrabal en 'Viva la Vida'
Diego Arrabal, en Viva la vida. | Mediaset

Se rodeó de un grupo de colaboradores, entre los que estaba Diego Arrabal. El paparazzi puede considerarse uno de los prestigiosos de la televisión, sobre todo por su experiencia en este ámbito. Tras un breve periplo por Sálvame encontró acomodo en el equipo de los fines de semana.

Emma García encaja con su equipo

El resto de tertulianos, excepto Matamoros, pueden considerarse de perfil bajo. Emma García se ha rodeado de personajes como Ana María Aldón, Enrique del Pozo o Alejandra Rubio. Menos conflictivos, pero con mucho de lo que hablar.

Telecinco pensó en un formato distinto cuando concluyó el contrato de María Teresa Campos en Qué tiempo tan feliz. Buscaba un programa que estuviera a medio camino entre Sálvame y Socialité, en donde hubiese espacio para el corazón y los realities. También le reservan un hueco a la actualidad, sobre todo a los sucesos.

Emma García y Toñi Moreno en un montaje fotográfico con sus caras
Emma asumió en su día el testigo dejado por Toñi Moreno. | GTRES

El objetivo era bien claro, captar a un público más joven. Para ello debían abordar las polémicas de los famosos desde un punto de vista diferente. Que no fuera tan agresivo como el espacio de Jorge Javier.

Y lo han conseguido, en gran parte gracias a la labor de Emma y de sus colaboradores, entre los que destaca Diego Arrabal.

Pero la periodista vasca no ha sido la única que se ha ocupado de su presentación. Ella relevó a Toñi en su día, pero durante su aislamiento por Covid, la que asumió el mando fue Sandra Barneda. Una vez más volvió a estar a la altura con este tipo de formatos, e incluso algunos espectadores solicitaron su continuidad.

EL VÍDEO DEL DÍA

 

EL VÍDEO DEL DÍA