Dulce tras su salida de 'Supervivientes'

Surrealismo en 'Sálvame': Dulce se 'amotina' en el hotel y amenaza al programa

Dulce arremetió con dureza contra la dirección de Sálvame, a los que calificó de "mentirosos"

Dulce Lapiedra, la conocida niñera de la familia Pantoja, promete dar guerra a la dirección de Sálvame. Este jueves acudió como invitada al programa de Telecinco para darle una sorpresa por su 35 cumpleaños a Anabel Pantoja.

Sin embargo, la celebración estuvo a punto de convertirse en una guerra. Miembros del programa aseguraron que Dulce actuó con inquina y que incluso mostró intención de lanzarle la tarta a la prima de Kiko Rivera.

Irrumpió en el plato vestida de Marilyn Monroe, algo que no agradó para nada a Anabel, que optó por retirarse de inmediato. Abandonó las instalaciones de Mediaset y para que regresara tuvieron que prescindir de la niñera.

Transcurridas 24 horas desde la 'fiesta' de cumpleaños, la dirección de Sálvame ha hecho un análisis de lo ocurrido. Sobre todo durante la publicidad. Aseguran que se llevó el disfraz y que no quiso devolverlo.

Además, se mostró en todo momento muy crítica con el equipo del programa. Pero los componentes del programa de Telecinco han querido defenderse. El director aseguró que "no me gustó la actitud de Dulce, tenía demasiada inquina".

David Valldeperas estalló contra la niñera. Visiblemente enfadado relató que "estuvo a punto de estallarla la tarta en la cara y eso no estaba previsto". Recordó que "lo que tenía que ser una broma acabó siendo lo que vio todo el mundo".

Dulce aparece por sorpresa en Sálvame

Este viernes, Dulce volvía a hacer acto de presencia en Sálvame. Fue por sorpresa durante una conexión con Amador Mohedano desde el hotel en el que se hospedan los invitados.

Chelo García-Cortes, disfrazada de Celia Cruz, se desplazó hasta este recinto para entrevistar al hermano de Rocío Jurado. Por detrás de él se coló una misteriosa mujer que resultó ser Dulce.

Los colaboradores y la presentadora del espacio, Carlota Corredera, no pudieron aguantar las risas. Fue un momento totalmente surrealista. La periodista gallega aprovechó para decir que "ni nadie de producción va a echarla ni del hotel".

Al parecer, retrasó hasta en dos ocasiones el AVE y aseguró que se encontraba "mal y por eso no abandona el hotel". No tenía intención de marcharse.

Dulce, envuelta en una toalla, aprovechó la ocasión para criticar a la dirección de Sálvame, a los que calificó de mentirosos. Aclaró que su actitud fue buena en todo momento y que tampoco se llevó el vestido, como habían insinuado.

En cualquier caso, desde el espacio vespertino de Telecinco se encargaron de desmentirla en todo momento. La regidora explicó que "dio mucha guerra todo el rato. No hacía caso, cuando íbamos a buscarla se iba de donde tenía que estar...".

Después de mucho intentarlo, consiguieron sacarla de las instalaciones de Mediaset, pero "vestida de Marilyn", recuerda Valldeperas. No fue hasta este viernes cuando lo devolvió. Lo entregó en la recepción del hotel en el que se hospedaba.

Se vivieron 48 horas muy agitadas en el plató de Sálvame. Todo empezó el sábado con la polémica celebración del cumpleaños de Anabel Pantoja. La entrada de Dulce con una tarta y cantándole el 'cumpleaños feliz' acabó por añadirle más 'picante' a la fiesta.

"Es mi cumpleaños y estoy sola. ¡No quiero más malos rollos y ella me hace daño!, contó la sobrina de Isabel Pantoja. En vista de las intenciones de la niñera, no tardó en reaccionar.

"Si llega a dar el tartazo, Piqueras abre Informativos conmigo", aseguró de malos modos. La sorpresa que le tenían preparados los responsables del programa no le gustó nada. De ahí que saliera corriendo del plató.

Solo regresó cuando la dirección de Sálvame le garantizó que Dulce ya no volvería a hacer acto de presencia en toda la tarde.