Foto de la concursante de MasterChef Junior

Alexia, la niña de 'Masterchef Junior' que hizo llorar a todos al contar cómo murió su padre

Alexia desveló en el espacio de cocina que de mayor quiere ser médica

Masterchef Junior regresó este lunes a la parrilla de TVE con doce aspirantes. De entre todos ellos, el que más llamó la atención fue Alexia, una niña de 8 años que reside en la localidad murciana de Cieza. Su historia personal no pasó inadvertida para nadie, y mucho menos para los miembros del jurado.

Al inicio del programa Samantha Vallejo-Nágera quiso conocerla más en profundidad. Le preguntó qué cosas le divertían en la vida.

Alexia, con las ideas muy claras, confesó que "sobre todo me divierte estudiar. Yo quiero ser médica de mayor". Aseguraba que como "tengo un millón de maletines, pues juego a los médicos".

La jueza de Masterchef Junior se interesó por esa afición por la medicina. ¿Por qué vas a ser médica?, preguntó.

Ella le aclaró que era "para que los niños no se queden sin padre. Mi padre, cuando yo tenía cuatro años falleció". Recuerda que en aquel momento "lo pasé fatal", y desea que nadie pase por ese mal trago.

Delante de las cámaras, la joven aspirante, explicó que su progenitor "fue la primera persona que me enseñó a cocinar". Por eso se ha propuesto que su paso por el talent culinario se convierta en un homenaje para él.

Foto de la concursante de MasterChef Junior
Alexia, de MasterChef Junior. | TVE

Admitía que "lo quero mucho y lo echo mucho de menos, pero aún lo tengo aquí". Sus palabras emocionaron tanto al jurado como a los espectadores que seguían el programa desde sus casas.

Pero no sería la única vez que Alexia se acordase de su padre. Durante la última prueba de la noche se le acercó Jordi Cruz y Aurora Ruiz, la ganadora del concurso el año pasado. Querían saber si ella, al igual que el resto de compañeros, también se apoyaba en un amuleto para buscar la buena suerte.

La pequeña no iba a ser menos, y se señaló a las orejas. "Yo tengo un amuleto que son mis pendientes, y también a mi ángel", aseguraba.

Volvía a recordar el fallecimiento de su padre. "Según mi madre, los que fallecen se van al cielo. Cuando se hace de noche, pues es una estrella", aseguró la joven, muy hábil a la hora de desenvolverse en la cocina.

Y es que empezó su participación en el concurso a un gran nivel. Obtuvo dos puntos en el primer reto con un sándwich catalogado por los jueces como de "equilibrado, jugoso y muy bien presentado".

Alexia rindió a un gran nivel en todas las pruebas

En la prueba de exteriores, Alexia y sus compañeros se desplazaron hasta Port Aventura. Tenían que realizar un menú por relevos para 100 personas. La murciana se integró en el equipo azul, que estaba capitaneado por Isabel.

Su grupo acabó consiguiendo el triunfo, lo que le permitió añadir seis nuevos puntos a su marcador. Pese a su juventud, no dudó en reconocer sus fallos durante la elaboración de los platos. "Aunque Pepe haya dicho que no ha sido mi culpa, yo creo que ha sido mi culpa un poquito", admitía.

Sorprendía un ataque de sinceridad de este calibre en Masterchef, donde no son muy habituales este tipo de comentarios. Ella asumía sin ningún tipo de problema sus fallos, consciente de sus carencias.

 

En la última prueba, Alexia también rindió a un gran nivel. Los concursantes tenían la complicada misión de reproducir platos tras una cata a ciegas.

La pequeña murciana acertó con su flan con salsa de miel y mango. Eso le otorgó otros siete puntos.

Su buen papel en los fogones y su historia humana la convierten en una de las grandes candidatas para imponerse en Masterchef Junior. Los espectadores ya la sitúan entre sus favoritos.

EL VÍDEO DEL DÍA