Iker Jiménez y Carmen Porter

El cambio físico de Alma, la hija de Iker Jiménez y Carmen Porter

Iker Jiménez sorprende a sus seguidores con el gran cambio que ha experimentado su hija Alma

Iker Jiménez ha sorprendido a sus seguidores mostrando el gran cambio físico que se ha producido en su hija Alma. El presentador de Cuarto Milenio compartía una foto muy especial donde se aprecia cómo ha crecido.

Normalmente, el periodista procura mantener su vida lo más privada posible, pero en esta ocasión se trataba de un día muy especial. Su mujer, Carmen Porter cumplía años y le dedicaba un precioso mensaje en su cuenta de Instagram.

Fue el pasado mes de agosto, pero el cambio de Alma es tan brutal que sus fans no han podido ocultar su asombro.

 

Iker Jiménez muestra el cambio físico de su hija Alma

Iker Jiménez acostumbra deleitar a sus más de 200.000 seguidores con instantáneas que recogen sus momentos en familia. Partidos de fútbol, sesiones de música o reuniones con amigos, son algunos de los ejemplos.

Pero lo que más llama la atención son las muestras de cariño que se intercambia con su mujer y su hija. Precisamente es una foto de las dos la que más ha saltado a la vista por lo grande que está Alma.

En la imagen podemos ver a Carmen sentada al lado de su hija, ambas de espaldas. Frente a ellas, una tarta de cumpleaños plagada de velas con motivo del aniversario de la presentadora. "Felicidades, ¡que vivan las princesas!", escribe Iker acompañando a la fotografía.

Alma nació en 2011 y con solo 10 años es toda una mujercita. El matrimonio procura mantener su rostro oculto, pero eso no les impide presumir de hija y de lo rápido que pasa el tiempo.

Carmen Porter también se hizo eco de la publicación de su marido respondiendo con mucho amor y cariño. "Yo os quiero más", escribía haciendo partícipes a sus seguidores de lo orgullosa que está de la familia que ha conseguido crear.

Alma, la hija de Iker Jiménez y Carmen Porter

Corría el año 2011 cuando los presentadores de La nave del misterio anunciaban la llegada de la pequeña Alma. El nacimiento de su primera y única hija llenaba de alegría al matrimonio y desde entonces no han dejado de compartir esa felicidad.

Siempre velando por la intimidad de la pequeña, hemos sido testigos de cómo ha crecido en estos diez años. De hecho, hasta el propio Iker se ha sorprendido de lo mucho que ha cambiado.

"Era un bebé hace dos días, o eso me parece a mí; la vida es el gran misterio, amigos", escribía el de Vitoria. Tanto Iker como Carmen se desviven por su hija y no dudan a la hora de compartir juegos y momentos divertidos en familia.

El vídeo del día:

EL VÍDEO DEL DÍA