La actriz Verónica Forqué en la presentación de la obra 'la respiración'

Llega la sorpresa que Verónica Forqué dejó preparada antes de quitarse la vida

Verónica Forqué tenía un proyecto profesional entre manos

Están a punto de cumplirse tres meses desde que Verónica Forqué apareciera muerta en su casa de Madrid.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

Su pérdida conmocionó al cine español, que despedía a una de las actrices más queridas de la escena. Desde el pasado 13 de diciembre se ha escrito y especulado mucho con la vida que llevaba.

Siempre estuvo muy vinculada a la interpretación, consiguiendo posiblemente el reconocimiento del público gracias a sus papeles en series de televisión. Precisamente en la televisión tuvo su última aparición, por la que es recordada por la mayoría de los espectadores.

Verónica tuvo un paso un tanto polémico por el talent culinario Masterchef. Se la vio excesivamente nerviosa, fruto de la presión y de las exigencias del programa. Fue tal el estado de ansiedad que llegó a experimentar que se vio obligada a abandonar las cocinas de TVE.

Pero lo que desconoce la mayoría de personas es que tenía entre manos un nuevo proyecto profesional. Se trataba de una película dirigida por Marc Crehuet bajo el título de Espejo, espejo. Una de sus compañeras en el reparto, María Adánez, fue la encargada de compartir el cartel de este film.

Aparecen unos cuantos nombres conocidos, pero en la parte inferior localizamos a la protagonista de Pepa y Pepe. En esta producción también trabajan Malena Alterio, Santi Millán, Carlos Bardem o Natalina de Molina, entre otros.

Terelu Campos y Verónica Forqué
Verónica Forqué, a la derecha, durante su paso por Masterchef | TVE

Esta cinta servirá de homenaje para la actriz, que nos dejaba antes de tiempo el pasado mes de diciembre. Sus amigos y compañeros siempre han insistido en la necesidad de lavar su imagen, muy deteriorada tras su paso por Masterchef. Los continuos roces con los compañeros y su fuerte carácter la distanciaron de los espectadores.

Verónica Forqué era una persona totalmente irreconocible para los suyos en el programa. Apenas podían creerse lo que estaban viendo. Todo aquello le valió las críticas del público en redes sociales, donde tuvo que soportar infinidad de comentarios desagradables.

Durante las últimas semanas se han repetido los homenajes y las muestras de cariño hacia ella. Hace apenas un mes en los Premios Feroz, que tuvieron lugar en Zaragoza, se guardó un respetuoso minuto de silencio por la actriz.

Por medio de un vídeo, con algunos de los trabajos más importantes de su carrera, quisieron tener un recuerdo con ella. Un bonito gesto agradecido por los asistentes y también por las redes sociales. 

Hace poco más de tres años le otorgaron el Premio Feroz de Honor. Recogió el galardón con su habitual sonrisa y mostrando su particular sentido del humor. "Sentaros, que luego dicen que esto se hace largo", señaló en su discurso.

Quiso agradecer a "los periodistas y críticos que han creído que merecía esta distinción", dijo. Daba las gracias también por el "recibimiento tan amoroso" que le brindaba el público.

Verónica Forqué tenía una cuenta pendiente

Sus seguidores todavía la echan mucho de menos. Les cuesta asimilar la pérdida de Verónica Forqué. Aseguran en Twitter que "vive en la memoria colectiva, como si nunca se hubiese ido".

Todavía se recuerdan sus palabras en la edición de los Premios de 2018 al recoger su galardón. Se trataba de una cuenta que tenía pendiente. "Aún no he hecho películas dirigidas por mujeres, pero me gustaría hacer una antes de morir", apuntaba.

La actriz Verónica Forqué saluda a los medios de comunicación en Madrid
Forqué era muy querida por el público | GTRES

En la mente del público aún resuena el último mensaje que pronunció al despedirse del concurso de cocina de TVE. "Esta ha sido la mejor experiencia de mi vida. Soy muy luchadora y estoy aprendiendo mucho", dijo emocionada.

Verónica Forqué lamentaba "no poder estar a la altura. Pero es que no puedo, el cuerpo no puede". Se trataba intervención muy emotiva, pero nadie se imaginaba que en cuestión de semanas se acabaría quitando la vida.