Primer plano de Raquel Sánchez Silva

El extrañísimo look en plena calle de Raquel Sánchez Silva tras revivir su peor pesadilla

La presentadora extremeña no ha querido hacer declaraciones tras la entrevista de sus exsuegros en Telecinco

La presentadora Raquel Sánchez Silva está cansada de tantos ataques. Sus exsuegros, Santina y Giuseppe, han vuelto a culparla públicamente de ocultar información sobre el fallecimiento de su hijo, el cámara Mario Biondo.

Su peor pesadilla

Hace 8 años que el italiano falleció, pero sus padres no se creen que la muerte del cámara se debiera a un suicidio. Lo conocían perfectamente y están seguros de que eso no estaba entre sus planes más inmediatos. Mario Biondo estaba en un buen momento laboral y sentimental y no tiene sentido que decidiera terminar drásticamente con todo.

Desde entonces, su familia mantiene que hay algo extraño en su deceso. Ellos creen que fue un homicidio y por ello se ha reabierto el caso en varias ocasiones.

 

Sus progenitores quieren que se sepa la verdad y en los últimos días han acusado a la que fuera su pareja, Raquel Sánchez Silva, de ocultar información.

Raquel Sánchez Silva y Mario Biondo
Raquel Sánchez Silva y Mario Biondo el día de su boda | Europa Press

Según los padres del cámara, el italiano fue asesinado porque "descubrió algo muy gordo" y, aunque no acusan directamente a la presentadora, sí están convencidos de que "oculta algo".  “No quiere que se sepa la verdad", defienden, asegurando que creen que Raquel habría sido infiel a su hijo y que éste lo habría descubierto.  

Desde que Mario Biondo perdió la vida, la presentadora extremeña, Santina y Giuseppe no tienen ningún tipo de relación. Ellos consideran que Raquel “mintió en el juicio” y no logran comprender por qué no ha intentado llegar al fondo del asunto que se cobró la vida del cámara. Ella, por su parte, ha rehecho su vida y está felizmente casada y con hijos.

Raquel Sánchez Silva junto a Santina y Pippo, sus suegros, en el funeral por Mario Biondo
Raquel junto a sus exsuegros en el funeral de Mario | GTRES

El desafortunado look de Raquel que revela su estado de ánimo

Desafortunadamente, cada vez que sus exsuegros aparecen en los medios, la vida le da un duro golpe. Esto es precisamente lo que ha ocurrido esta semana. Desde que los padres de Mario se sentaron en Sábado Deluxe, la extremeña no consigue levantar cabeza.

Raquel Sánchez Silva puede presumir de tener un gusto exquisito con su vestuario. No obstante, en su primera aparición pública tras la entrevista de sus exsuegros en Telecinco se le ha visto desmejorada.

Preocupada, con la cabeza baja y con ganas de pasar desapercibida, así se ha visto a la extremeña por las calles de Madrid. Ataviada con la correspondiente mascarilla y con su rostro oculto también bajo un casco, la presentadora llegaba en patinete a su casa, situada en pleno centro de la capital española.

Para la ocasión, Raquel Sánchez Silva lució unas botas vistosas, un pantalón negro más bien ancho y una mochila del mismo tono. Para completar su extraño look, la presentadora de Maestros de la costura llevaba un llamativo plumífero con numerosos estampados y colores de lo más variados.

Foto del look de Raquel Sánchez Silva
El curioso look de la extremeña | EP

Está claro que este no es el mejor look de la presentadora. No obstante, quizá sea la única forma de poner algo de color a su vida en estos momentos donde las cosas no le están yendo demasiado bien. Revivir recuerdos del pasado que no fueron buenos es una auténtica pesadilla para Raquel.

Por el momento se desconoce si la predecesora de Lara Álvarez en Supervivientes tomará medidas legales contra los que un día fueron sus suegros. No sería la primera vez que lo hace. Hace años ya los demandó por acoso en redes sociales.

Toca esperar y ver si la extremeña se encara de nuevo con ellos en los juzgados o pasa del tema. A Raquel Sánchez Silva no le sale rentable seguir en guerra con Santina y Giuseppe, pero tampoco le gusta que la acusen de ocultar información en un caso tan importante.

EL VÍDEO DEL DÍA