Rosa López

Rosa López desvela la cruda realidad tras 'OT': 'Tuve que venderlo todo'

La cantante tuvo que afrontar grandes dificultades económicas

Rosa López se siente una mujer afortunada con la vida que ha tenido tras su paso por la academia de Operación Triunfo.

Desde entonces, la que fuera ganadora de la primera edición del concurso ha intentado hacerse un hueco en la industria musical de nuestro país. Una tarea que no le ha resultado nada fácil a pesar de alzarse con la ansiada victoria del reality y representar a España en Eurovisión en el festival de 2002.

A lo largo de estas dos décadas, la cantante ha vivido una serie de altibajos que ponen de manifiesto la cara más negativa de la fama y el éxito.

Rosa sabe mejor que nadie lo difícil que es mantenerse en lo más alto dentro de la industria musical. También es consciente de que la caída puede ser tan rápida e inmediata como el ascenso.

Se trata de una situación que ella ha vivido en su propia piel tras sufrir una serie de problemas económicos que han comprometido su vida.

Ahora, convertida en una artista independiente sin el apoyo financiero de una discográfica de renombre, la extriunfita se ha sincerado sobre los problemas económicos que ha atravesado.

Rosa López se sincera sobre sus problemas económicos tras salir de 'OT'

Durante una entrevista en exclusiva para la revista Semana, Rosa López ha querido hacer un repaso sobre su vida y su meteórico ascenso a la fama.

La cantante ha reconocido que tras su salida de Operación Triunfo vivió una época de esplendor económico debido al éxito cosechado por el concurso.

Los conciertos y las giras le permitieron obtener grandes ingresos económicos que la llevaron a comprar cosas de las que luego tuvo que desprenderse. Su nivel de vida fue muy alto durante esta época, pero todo cambió tras comprobar que era muy difícil mantenerse siempre arriba.

"Yo tuve una casa, un BMW X5, un chalé en Granada… Todo eso lo tuve que vender en una época de mi vida", ha confesado sobre su etapa de crisis económica.

Su vida desde entonces ha dado un giro radical de 180 grados. La artista ha tenido que salir adelante  obviando aquello que consiguió en algún momento gracias a la fama.

Ahora vive en un barrio al norte de Madrid, en una vivienda modesta y alejada de los lujos de antaño. 

"Vivo en un pisito en el que tengo muy poco espacio que compré hace años, aunque sigo pagando la hipoteca", ha indicado en su entrevista para la revista Semana.

Sin embargo, esta situación no le ha hecho perder las ganas de seguir luchando. Es más, a partir de lo vivido, Rosa ha aprendido a afrontar todas las circunstancias posibles de la vida y a ser feliz con lo que tiene.

"Yo siempre digo que, si me quedo aquí en pelotas, no me importaría porque sé que lo voy a solucionar", ha señalado tras aprender la gran lección de su vida.

Rosa López y lo difícil que es vivir de la música: 'me gustaría sonar más en la radio'

La cantante ha aprendido a 'sacarse las castañas del fuego' ella sola y trabaja muy duro para seguir viviendo de la música. Una misión que se antoja complicada debido a la dificultad de estar en la industria como artista independiente, sin el apoyo de una gran discográfica.

"A mí me gustaría sonar más en nuestras radios españolas", ha señalado sobre la dificultad para promocionar su música.

En cualquier caso, Rosa se muestra muy orgullosa de lo que ha conseguido y agradecida con la vida que ha tenido.

"Pienso que no lo voy a pagar con nada. No podría pagar las amistades que tengo, la suerte que he tenido con mi trabajo o todo lo que he aprendido" ha admitido la extriunfita.

Además, la cantante se encuentra en un momento muy dulce a nivel personal debido a su relación amorosa con Iñaki García, con quien lleva saliendo dos años.

"A mí lo de casarme siempre me ha dado igual, pero ahora me casaría en mi nueva casa que quiero encontrar en Madrid. Si me tengo que casar, me caso. Estoy muy enamorada y quiero una vida con él", ha zanjado.

EL VÍDEO DEL DÍA