Primer plano de Silvia Jato con rostro asustado

Silvia Jato se abre en canal y cuenta el día que casi se queda viuda de su famoso marido

Silvia Jato desvela la situación más dura que ha vivido en los últimos años

Silvia Jato fue una de las presentadoras más famosas de finales de los 90 y principios de los 2000. Concretamente, su fama se disparó cuando se convirtió en la primera presentadora de la historia de Pasapalabra.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

Tras un tiempo desaparecida, Silvia Jato reapareció hace pocos meses para anunciar que se había casado con un famoso político.

Silvia Jato durante uno de los programas de 'Pasapalabra'
Silvia Jato presentó 'Pasapalabra' durante cinco años | Antena 3

Así, fue el pasado 10 de abril de 2021 cuando Jato contaba que había contraído matrimonio con Alberto Fabra, expresidente de la Comunidad Valenciana. Ambos se conocieron allá por 2015 y fue en 2021 cuando terminaron pasando por el altar.

Silvia Jato recuerda cómo vivió el ingreso de su marido en la UCI

Lo cierto es que Silvia Jato ha preferido estar alejada de los medios en estos últimos años, pero esta semana ha roto su silencio. Y es que ha recordado varios episodios complicados que ha vivido durante estos últimos años.

Algunos capítulos tan graves como el positivo de su marido en Covid-19, que hizo temer a Jato por la vida del expolítico del Partido Popular. Recordemos que Alberto Fabra tuvo que ser ingresado en marzo de 2020 tras dar positivo en coronavirus.

Foto de la pareja
Alberto Fabra y Silvia Jato, en una imagen de archivo | EFE

El marido de Silvia Jato fue ingresado en el Hospital General de Castellón, y pocos días después su estado de salud empeoró considerablemente, teniendo que ingresar en la UCI durante dos largas semanas.

Por suerte, todo quedó en un gran susto y tras pasar unos días en planta, Jato reconocía que "estuvo en la UCI entre la vida y la muerte. Fueron momentos terroríficos, porque no había conocimiento de nada, no había información. Las llamadas se producían una vez al día, no sabías si salía adelante", confesaba a Europa Press.

"El proceso de desconocimiento, de no saber si sigue vivo, lo vive la familia y es horroroso"

La periodista confesaba que la recuperación de Fabra fue muy lenta e influyó en el seno de su familia: "El Covid destroza y hace falta tener paciencia, recuperarlo físicamente, psicológicamente también. La familia queda muy dañada psicológicamente".

Además, Jato desvelaba que la peor parte se la llevó la familia y no su propio marido. "Sufre la familia, ellos, al final, una vez que están en una UCI entubados no se enteran de nada", aseveraba.

"Al final, una vez que están en una UCI entubados no se enteran de nada. Al final, sí tienen que luchar por recuperarse y ahí es donde se dan cuenta de cómo están. Pero claro, el proceso de duelo, el proceso de desconocimiento, de no saber si sigue vivo, lo vive la familia y eso es horroroso".

Silvia Jato en el 'photocall' de la 'premiere' de la película 'Vengadores: Endgame' el 23 de abril de 2019
Silvia Jato se abre en canal sobre el ingreso por Covid de su marido | GTRES

Por otro lado, Silvia también se ha referido al alta de Antonio Resines y le ha mandado ánimos a Ana Rosa Quintana. "Me he llevado una alegría tremenda de que haya salido adelante porque es un ser excepcional. Nadie desea la muerte de nadie, tiene que aprender a andar, es una etapa dura. Espero que se recupere", decía sobre el actor.   

"Sabemos la lucha, tanto de los que la sufren como de los que están al lado. Pero el que la sufre, es una lucha muy potente. Desde aquí le mando un beso", se acordaba también de Ana Rosa.

Silvia Jato desvela si tiene pensado volver a la televisión

Preguntada acerca de si la veremos próximamente en la pequeña pantalla, ha sido clara afirmando que "en la televisión no estoy, espero estar pronto. La televisión es una droga y es una droga brutal, no sé si es la gente, el calor, el equipo". A su vez, Jato desea que le vengan proyectos para poder valorar si le interesan o no.

"A mí me gusta mirarlos, evaluarlos y yo siempre he dicho que los ídolos no son para copiar, son para admirar. Lo miro también en los programas, no anhelo nada. Ha habido proyectos que me han llegado y los he rechazado", confesaba la mítica presentadora de Pasapalabra.